En Comú quiere gravar las bebidas azucaradas envasadas

En Comú quiere gravar las bebidas azucaradas envasadas
9 de julio de 2018 EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

En Comú ha registrado en el Congreso una proposición no de ley en la que propone al Gobierno establecer un gravamen para las bebidas azucaradas envasadas, con el objetivo de reducir su consumo, y sugiere que parte de lo recaudado vaya a programas de educación nutricional destinados, especialmente, al público infantil y juvenil.

Se trata de una iniciativa que la Generalitat de Cataluña puso en marcha hace dos años y que, según explica la formación, ha conseguido en ese tiempo reducir en un 25 por ciento el consumo de estos productos (según datos de un estudio del Instituto Carlos III).

La clave, según señala la formación catalana de Unidos Podemos, es que este impuesto tenga impacto sobre el coste inicial de la bebida y sea realmente efectivo desde un punto de vista de salud pública. "De lo contrario, simplemente tendrá efecto recaudatorio y acabará eliminándose por ineficaz", explica en el texto, recogido por Europa Press.

FUNCIÓN DISUASORIA

Por ello, la iniciativa pide establecer el gravamen de manera progresiva por tramos en función del contenido de azúcar en gramos por cada 100 mililitros de bebida, "que sea suficiente y que cumpla la función disuasoria del consumo". En Comú propone hasta tres tramos de entre el 8 y el 20 por ciento.

Pero, además reclaman que el gravamen se aplique a todos los tipos de bebidas con azúcares añadidos: refrescos o sodas; bebidas sin alcohol de diferentes sabores; las bebidas de néctar de frutas y zumos de frutas; las bebidas deportivas; las bebidas de té y café; las bebidas energéticas; leches endulzadas; bebidas alternativas de la leche; batidos y bebidas de leche con zumo de fruta; y bebidas vegetales y aguas con sabores.

Sin embargo, para la formación catalana no será suficiente con aplicar medidas sobre estos productos para revertir la situación. En su propuesta también explican que es necesario complementar su aplicación con una política alimentaria que incida en el resto de la fiscalidad alimentaria y que incluya desde luego otras medidas relacionadas con la publicidad y con la educación nutricional.

REBAJAR EL IVA DE ALIMENTOS SALUDABLES

"La rebaja en el IVA de los alimentos saludables los haría más asequibles por las personas con menos poder adquisitivo que también son las que tienen más dificultades para llevar a cabo una dieta sana y adecuada", apunta En Comú, que también propone impulsar un acuerdo estatal para el estudio y desarrollo de políticas públicas para garantizar el derecho a una alimentación saludable y sana a la población.

"Una propuesta como esta, obviamente mejoraría la salud de la población, con el consecuente ahorro para la sanidad pública, y contribuiría a eliminar la desigualdad existente en el acceso a la alimentación saludable", apunta el texto registrado.

La proposición no de ley también pide revisar la normativa de publicidad para establecer un control efectivo sobre productos alimentarios con altos porcentajes de azúcares y grasas en horario infantil y juvenil; e impulsar medidas legislativas, en la promoción de la salud y prevención de enfermedades, con medidas para la educación nutricional de la población, el fomento de hábitos saludables en una dieta equilibrada, la función e importancia de los alimentos y el conocimiento general de su composición nutricional.