31 de marzo de 2015

La complejidad de la cadena alimentaria aumenta los riesgos para la salud

La complejidad de la cadena alimentaria aumenta los riesgos para la salud
CORPORACIÓN ALIMENTARIA GUISSONA

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que la complejidad de la cadena alimentaria y la globalización del consumo de muchos productos ha propiciado que aumenten los riesgos para la salud y las enfermedades relacionadas con el consumo de alimentos.

   Con motivo del Día Mundial de la Salud que se celebrará el próximo 7 de abril, la oficina regional para Europa de este organismo de Naciones Unidas quiere hacer hincapié en la seguridad alimentaria, ya que ahora la cadena alimentaria es "más larga y compleja que antes", motivada por la evolución demográfica, cultural, económica y ambiental, y obliga a mejorar la colaboración para reducir los riesgos asociados a su consumo.

   "Un fallo en cualquier eslabón de la cadena, desde el medio ambiente hasta el procesamiento, el transporte, la venta o el cocinado, puede tener importantes consecuencias", ha defendido Zsuzsanna Jakab, directora regional de la OMS.

   Además, a su juicio los actuales sistemas de vigilancia son "limitados" y suelen subestimar las intoxicaciones alimentarias provocadas por los microorganismos más comunes como la 'Salmonella' o el 'Campylobacter', de ahí que pida ser más eficaces en este ámbito.

   "Hay un largo camino por recorrer hasta asegurar la seguridad alimentaria en nuestros platos", ha aseverado Jakab.

   La OMS recuerda que la aparición de un problema localizado puede generalizarse y tener graves consecuencias sanitarias, como sucedió en 2011 con el brote de 'Escherichia coli' que afectó a Alemania y Francia por unos calabacines importados, que afectó a 900 personas y causó 55 muertes, al tiempo que conllevó pérdidas para los agricultores de más de un millón de euros.

   Además, los cambios en la producción de alimentos está dando lugar a un aumento en la aparición y propagación de enfermedades zoonóticas. De los 335 casos de enfermedades infecciosas emergentes en humanos entre 1940 y 2004, se estima que el 60 por ciento se transmite a través de animales y, muchas de ellas, a través de los alimentos.

   Para evitarlo, la OMS propone mejorar los controles de seguridad alimentaria y los sistemas de vigilancia y análisis en toda la cadena, no sólo durante situaciones de emergencia, y fomentar la colaboración entre salud pública, salud animal, sectores agrícolas y ganaderos para que se agilice el intercambio de información.