21 de enero de 2019

Comer más frecuentemente y alimentos más saludables, la única dieta que funciona

Comer más frecuentemente y alimentos más saludables, la única dieta que funciona
HLA GRUPO HOSPITALARIO

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

Tras las navidades, mucha gente comienza un proceso de dieta basado en perder peso lo más rápido posible y centrado en comer menos cantidad y con menos frecuencia, sin embargo, la nutricionista de HLA San Carlos de Denia, Marián Martín Ballester, asegura que hay que "comer igual o más cantidad, pero siempre alimentos más saludables y aumentando la frecuencia de comidas al día".

Para ello, afirma, "sólo hay una clave: el consumo de frutas y verduras, cereales integrales como la pasta, el pan o el arroz integral y no olvidar las legumbres". Estos alimentos aportan gran cantidad de fibra, agua, vitaminas y minerales, importantes para que el estado nutricional sea adecuado. Igualmente, recomienda consumir tanto en la comida como en la cena un plato de verdura, que ayude a la sensación de saciedad, aportando pocas calorías y gran cantidad de nutrientes.

Para lo casos en los que la dieta no está dando los resultados esperados, el equipo especializado en nutrición de HLA ofrece respuestas a seis típicas preguntas, como ¿qué alimentos hacen adelgazar más?. Como respuesta, la especialista afirma que "no existen realmente alimentos que engorden o adelgacen por sí mismos" si no que "dependiendo de la proporción de los diferentes nutrientes que contenga el alimento en concreto tendrá más o menos calorías".

En este caso, los alimentos con más contenido en grasa suelen ser los de mayor contenido calórico, puesto que un gramo de grasa aporta nueve kilocalorías, frente a las proteínas o los hidratos de carbono que aportarían cuatro. Esto no significa que hay que suprimir los alimentos con alto contenido en grasa, si no que es necesario limitarlos, sobre todo aquellos cuya grasa es del tipo saturada como carnes grasas y productos procesados como la bollería industrial. En alimentos como las frutas y las verduras se encuentra el caso contrario, grandes cantidades que aportan pocas calorías debido a su gran contenido en agua.

PARA HACER DEPORTE EN EL GIMNASIO, ¿QUÉ COMPLEMENTOS HAY QUE TOMAR?

En relación a esta frecuente interrogativa, el nutricionista de HLA El Ángel de Málaga, Daniel Martínez Pardo, asegura que, aunque se practique actividad física en el gimnasio, "no hay por qué variar la dieta si ya se lleva una alimentación sana y adecuada". Incrementar el consumo de frutas y verduras ayudará al correcto funcionamiento del organismo y, lo que sí es importante es "elegir correctamente la fuente de alimentos proteicos como legumbres, pescados, huevos o carnes magras no procesadas para poder tener energía", alerta.

Una creencia extendida pero errónea es que para perder peso de una forma rápida hay que comer frecuentemente arroz blanco y pollo a la plancha. Al respecto, el especialista explica que "si lo que se quiere es consolidar un cuerpo sano en su línea, es necesario buscar una dieta rica que motive y no una monótona que aburra". Por ello, alega que "no hay que tener miedo a la cocina creativa y experimentar nuevas técnicas culinarias como el papillote, salteados, ensaladas más elaboradas, etcétera".

LAS GRASAS Y EL AZÚCAR EN LA DIETA

En relación a lo anteriormente expuesto por Martín Ballester, la coordinadora del área de nutrición de la entidad, Rocío Bueno Martínez, expone que solo hay que "limitar el consumo de las grasas de calidad dudosa y las saturadas para apostar por otras grasas saludables (poliinsaturadas y monoinsaturadas) como el aceite de oliva virgen extra, el aguacate o el coco".

En este sentido, Rocío comenta que lo que sí es necesario es "limitar el consumo de aceites refinados, de grasas hidrogenadas, de grasa visible en alimentos cárnicos, de embutidos, de bollería industrial y tener especial precaución con el azúcar añadido de algunos productos que se encuentran en el supermercado".

¿CUÁL ES EL PESO MÁXIMO QUE DE PUEDE LLEGAR A PERDER?

La pérdida de peso debe ser gradual y controlada para que de esta manera el organismo pueda acostumbrarse y adherirse mejor a los cambios de hábitos que deben acompañar la pérdida de kilos, que no sólo deben consistir en alimentarse saludable y equilibradamente; deben ir acompañadas de una actividad física diaria, un buen descanso y una correcta hidratación, entre otros.

Cada persona debe buscar hasta encontrar la manera más eficaz de cambiar estos hábitos, en los que lo crucial es la pérdida de grasa, no de kilos, ya que no sólo hay que fijarse en la báscula, es importante ver de dónde se pierde. Con el mismo peso, la misma persona puede tener más o menos volumen según su composición corporal.

Para afrontar este proceso con garantías, es importante acudir a especialistas de la alimentación y nutrición que puedan dar las pautas de un cambio de hábitos correcto. Además, el control de los porcentajes de grasa y músculo son vitales para el organismo.