Comer mango cada día mejora la salud cardiovascular en las mujeres posmenopáusicas

Comer mango cada día mejora la salud cardiovascular en las mujeres posmenopáusicas
18 de junio de 2018 PIXABAY

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Dos trozos de mango al día mejora la salud cardiovascular e intestinal en mujeres posmenopáusicas sanas, según un nuevo estudio llevado a cabo en la Universidad de California (Estados Unidos) y que ha sido publicado en el 'FASEB Journal'.

Los mangos contienen una mezcla de polifenoles, que incluyen mangiferina, quercetina, galotaninos y ácido gálico, que han sido el foco de investigaciones previas que exploran las propiedades protectoras que tiene para la salud el mango.

Para llevar a cabo el nuevo trabajo, se pidieron a 24 mujeres posmenopáusicas sanas que consumieran 330 gramos de mango al día durante 14 días. El mango de miel (también conocido como Ataulfo) fue elegido para el estudio debido a la alta concentración de polifenoles en esta popular variedad.

Después de los 14 días de consumo de mango, los participantes del estudio reanudaron su dieta diaria normal pero eliminaron la ingesta de mango durante 13 días. Las mediciones se tomaron durante cada visita, incluida la frecuencia cardiaca, presión arterial, así como muestras de sangre y de aliento.

Al comienzo del estudio, la presión arterial no fue significativamente diferente en cada visita, si bien una vez que se consumió el mango, la presión arterial sistólica fue significativamente menor a las dos horas del consumo de mango, en comparación con los valores iniciales. La presión del pulso también se redujo significativamente dos horas después de comer mango.

Asimismo, se midieron los niveles de aliento de hidrógeno y metano porque reflejan la cantidad de estos gases que se produjeron debido a la fermentación microbiana en el tracto intestinal. Algunos participantes del estudio produjeron hidrógeno, algunos metano y otros ambos gases o ninguno de ellos. Seis de los 24 participantes produjeron metano, y de estos seis, tres mostraron una reducción significativa después de consumir mango, lo que se considera un resultado favorable para la salud intestinal.