12 de junio de 2019

La cereza ácida reduce los efectos muscoesqueléticos de un tratamiento estándar para cáncer de mama

La cereza ácida reduce los efectos muscoesqueléticos de un tratamiento estándar para cáncer de mama
PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La cereza ácida puede reducir los efectos muscoesqueléticos de los inhibidores de la aromatasa en pacientes con cáncer de mama no metastásico, es decir, puede disminuir el dolor en las articulaciones y en los músculos, según un ensayo clínico realizado por investigadores de la Universidad Marshall (EEUU).

Los inhibidores de la aromatasa (IA) son un tratamiento estándar para el cáncer de mama con receptores hormonales positivos en mujeres posmeopáusicas. Estos agentes pueden ayudar a prevenir la recurrencia de la enfermedad al inhibir la acción de la aromatasa, una enzima responsable de la conversión de andrógenos en estrógenos. Asimismo, aproximadamente la mitad de los pacientes que toman IA también sufren de dolor articular y muscular conocido como artralgia inducida por inhibidores de la aromatasa que, a veces, puede ser debilitante y hacer que los pacientes no completen sus tratamientos.

El ensayo aletorizado se realizó con 60 mujeres con cáncer de mama no metastásico en estadios 1, 2 o 3. Se dividieron en dos grupos, unas tomaban placebo y otras una onza de concentrado de cereza ácida en ocho onzas de agua diariamente durante seis semanas.

Los pacientes documentaron su intensidad de dolor al inicio del ensayo, semanalmente y al finalizar el estudio. El resultado fue que los pacientes que completaron el ensayo registraron una disminución media del dolor del 34,7 por ciento en comparación con el 1,4 por ciento en el grupo de placebo.

"Los flavonoides y antocianinas en la cereza ácida tienen propiedades antiinflamatorias y pueden estar desempeñando un papel en la reducción de los efectos secundarios del dolor articular y muscular, aunque la etiología de las artralgias inducidas por la aromatasia aún no está clara en este momento", ha explicado la investigadora principal del estudio, Maria Tria Tirona.

Contador

Para leer más


Lo más leído