18 de noviembre de 2014

Casi un tercio de los chicos adolescentes es inexacto a la hora de percibir su peso

BARCELONA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

Casi un tercio de los chicos adolescentes es inexacto a la hora de percibir su peso, lo que puede influir en sus patrones alimentarios y, por consiguiente, en su salud, según revela un estudio de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

La universidad, en colaboración con el salut Mental Parc Taulí, ha analizado el efecto del peso percibido sobre las conductas para bajar o controlar el peso en 597 chicos adolescentes de Barcelona y cercanías, y el 25% afirmó haber intentando bajar o controlar su peso el último año.

Los investigadores registraron 'in situ' la talla y peso corporal de los chicos, de entre 13 y 16 años, mayoritariamente de clase media y de origen español, aunque también se incluyeron a participantes de origen latinaomericano, norteafricano, europeo y subsahariano, y se les preguntó por si creían que su peso era bajo, normal o por encima de lo que debería ser.

El estudio encontró que hasta un 28% de los chicos fue inexacto en la apreciación de su peso corporal; entre los jóvenes con un peso bajo, un 43% lo sobreestimó, mientras que un 86% que tenían mucho sobrepeso --obesidad-- lo subestimó.

También lo infravaloró el 40% de los que tenían sobrepeso, que se apreció como un peso normal, mientras que la mayoría de jóvenes con peso normal --un 85%-- lo adivinó y un 5% refirió un sobrepeso.

"Hemos visto que si un chico adolescente de peso normal se percibe con sobrepeso, la posiblidad de que realice dieta es tan alta como la de un chico que realmente lo tiene", ha explicado el profesor de Psicología de la Universidad Masrayk en República Checa y autor principal del trabajo de la UAB, donde lleva a cabo parte de su tesis.

Son "hallazgos particularmente importantes" cuando se tiene en cuenta el alto porcentaje de adolescentes que intentan bajar o controlar su peso, ha añadido el autor.

El investigador del Departamento de Psicología Clínica y de Salud de la UAB David Sánchez-Carracedo ha atribuido al patrón de belleza masculino de cuerpo delgado y tonificado el hecho de que los chicos de bajo peso se perciban como de peso normal o sobrepeso.

En el caso de los chicos con sobrepeso que se ven con un peso normal, los mensajes que señalan la obesidad como algo socialmente no deseable pueden conllevar que estos adolescentes nieguen este exceso de peso, aunque en la práctica muchos de ellos hacen dieta, señala el trabajo.

El estudio destaca la importancia de promover hábitos alimenticios saludables entre los adolescentes, y pone el acento en la ausencia de estudios de este tipo centrados solamente en chicos.