15 de diciembre de 2014

Casi la mitad de las chicas menores de 24 años nunca realiza ejercicio físico

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El 45 por ciento de las chicas menores de 24 años no realiza nunca actividad física, y el sedentarismo se ha consolidado como el cuarto factor de morbilidad, seguido de la obesidad y el sobrepeso que, en muchas ocasiones, son derivados de él, según datos de la Encuesta Nacional de Salud destacados durante la presentación de una campaña de consejos prácticos, elaborada por pediatras y expertos en educación física para combatir el sedentarismo y fomentar la actividad física, centrándose en niños y adolescentes.

La iniciativa, que ha sido elaborada por el Grupo de Actividad Física de la Asociación Española de Pediatría (AEP) y el Consejo General de los Ilustres Colegios Oficiales de Licenciados en Educación Física y del Deporte (Consejo General de Colef y Cafd) y que cuenta con colaboración de Aquarius (marca perteneciente a Coca-Cola), tiene como propósito concienciar sobre un estilo de vida saludable basado en "la alimentación equilibrada, una adecuada hidratación y la práctica diaria de actividad física".

En este sentido, recomiendan a los niños y adolescentes realizar actividad física moderada o vigorosa durante un mínimo de 60 minutos diarios, pudiendo repartirse en dos o más sesiones. A este respecto, sostienen que cualquier actividad cotidiana "es mejor opción que permanecer inactivo, por lo que en los desplazamientos cotidianos es recomendable caminar, utilizar la bicicleta y subir por las escaleras en lugar de utilizar medios de transporte, ascensores y escaleras mecánicas".

Por otro lado, los expertos sugieren actividades en el tiempo del recreo escolar y potenciar las actividades físicas extraescolares. "Son preferibles las actividades en grupo, divertidas y al aire libre, que permitirán un refuerzo positivo", afirman.

IMPORTANTE HIDRATARSE ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DEL EJERCICIO FÍSICO

Además, se debe asegurar que el entorno físico en el que se practique la actividad "sea adecuado y sin peligros". También piden que asegurar el aporte de líquidos, sobre todo cuando la actividad es intensa y el ambiente caluroso. "Es conveniente hidratarse antes, durante y después

del ejercicio físico, ya que cualquier ejercicio, aunque sea moderado, produce la eliminación de cierta cantidad de agua y sales minerales".

Por último, inciden en que la actividad física se recomienda en

cualquier condición de salud: no solamente la debe practicar el niño sano. "La práctica habitual de actividad física, adaptada a cada situación o enfermedad, mejora globalmente el estado de salud y la evolución clínica de los niños con enfermedad crónica y discapacidad".

Según Jesús María Pérez, gerente del Consejo General de Colef y Cafd, en la actualidad "el ambiente sociocultural invita el sedentarismo, tanto el trabajo como los ratos de ocio, vinculado a las nuevas tecnologías". Por ello, hace hincapié en la inversión en prevención y promoción de ejercicio físico para evitar riesgos asociados a la inactividad, que "no solo afecta a la obesidad, sino a la salud cardiovascular y a otros aspectos relacionados con la salud".

Por su parte, el director de Salud y Nutrición de Coca-Cola Iberia, Rafael Urrialde, ha señalado que no hay que olvidar combinar la actividad física con una correcta alimentación. "Si se reduce la ingesta puede haber carencias nutricionales, por lo que hay que mantener un equilibro".

V EDICIÓN DE LA CAMPAÑA 'HIDRATACIÓN EDAD&VIDA' DIRIGIDA A MAYORES

Un año más, la Fundación Edad&Vida ha puesto en marcha la V edición de la campaña 'Hidratación edad&vida', para la que también ha colaborado Aquarius, que tiene como objetivo concienciar a los mayores y a sus cuidadores sobre la importancia de conseguir una hidratación adecuada a lo largo del día, y en especial ante circunstancias o condiciones ambientales determinadas.

Este año cerca de 5.000 personas mayores residentes han recibido un díptico informativo con recomendaciones generales de hidratación en la que se sugiere "beber diariamente entre seis y ocho vasos de líquido, consumir ciertos alimentos con alto contenido en agua que ayuden a mantener un adecuado nivel de hidratación (frutas, verduras, etc.) o beber sin esperar a tener sed".

Para leer más