3 de febrero de 2019

¿Es cancerígeno lo quemado de la tostada?: 10 mitos sobre alimentación y cáncer

¿Es cancerígeno lo quemado de la tostada?: 10 mitos sobre alimentación y cáncer
PEXELS

MADRID, 3 Feb. (EDIZIONES) -

Los hábitos de vida saludable pueden disminuir hasta el 50% el riesgo de cáncer. Con esto nos referimos a no fumar, a no beber alcohol, a realizar actividad física y a seguir una alimentación saludable, rica en fruta, agua, frutos secos, verduras, vegetales, pescado y aceite de oliva. ¿Crees que todo lo que comes es bueno?

Dentro de la alimentación sabemos que la dieta mediterránea es la mejor a la hora de prevenir el cáncer pero muchas veces nos dejamos llevar por ciertos hábitos o alimentos que nos atraen más, o que nos surgen en el día a día y que debemos saber identificar como cancerígenos o no. Hay algunos mitos, como el del quemado de la tostada, ¿hasta qué punto es cancerígeno comérselo?¿Realmente sirve si se quita lo negro?

En una entrevista con Infosalus, Sebastián Del Busto, coordinador de programas de prevención y promoción de la salud de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) y médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública detalla a Infosalus cuáles son esos alimentos o hábitos alimenticios que son cancerígenos y cuáles no:

1.- Lo quemado de la tostada: "Hay estudios que relacionaron en animales un incremento de cáncer de estómago tras un consumo de parte quemada de alimentos ricos en almidón. Eso sí, extrapolar a humanos esas conclusiones es difícil". De hecho, destaca que en este momento no existe ninguna evidencia que diga que lo quemado de la tostada incremente el riesgo de cáncer. "Pero visto lo visto en animales algunas entidades, especialmente en Reino Unido, recomiendan no comer lo quemado de la tostada, pero todo basado en la intuición más que en la investigación. La sustancia que se genera es la crilamida, objeto de conversación en su momento, es lo que genera con el quemado de la tostada", remarca.

2.- Entre las formas de cocción, hay que evitar cocinar demasiado los alimentos y mejor seguir una alimentación saludable a base de cocina al vapor.

3.- La copa de vino diaria: Pese a que se han realizado muchos estudios sobre los posibles beneficios del vino tinto frente al cáncer, el experto de la AECC indica que se trata de un "mito total" el que la copa de vino tinto al día sea beneficiosa contra el infarto o por ejemplo contra cáncer. "De hecho hay una frase que dice que la mejor cantidad de alcohol para prevenir el cáncer es ninguna. Mientras más alcohol consumimos, incrementamos nuestro riesgo de enfermedad, por ejemplo de cáncer", resalta.

4.- Comer muy caliente provoca cáncer de boca y de garganta: Está en estudio y ahí las posiciones están divididas porque una entidad muy importante como la Agencia Internacional de Investigación del cáncer sacó hace un par de años un estudio hecho en Asia que relacionaba el consumo de bebidas calientes con el cáncer de esófago. "Se vio la relación, se generaba una irritación en el esófago que a largo plazo lo provocaba. Tiene sentido y hay investigaciones que lo respaldan, pero todavía no hay suficiente investigación para realizar una recomendación general", precisa.

5.- El consumo de carne procesada no es beneficioso a la hora de prevenir el cáncer. S trata de aquella que es transformada a través de cualquier proceso (salazón, curación) para incrementar su vida o mejorar su sabor, como por ejemplo las salchichas, embutido, jamón, carne en conserva, cecina, o carne en lata. "Sí que está comprobado que incrementa el riesgo de cáncer de colon. Ahora, el consumo de estos alimentos para que se incremente tu riesgo tiene que ser muchísimo o abundante. Si es muy de vez en cuando tampoco pasa nada, y si se sigue una dieta saludable tampoco. Eso sí, no son alimentos que deban consumirse a diario. Siempre es mejor evitarlos", remarca.

6.-La carne roja, nuevamente está en investigación. Hay pistas que dicen que puede ser un alimento que genere efectos nocivos para la salud. "No es un alimento que se recomiende para consumo diario, sino con moderación a día de hoy. Ahora sí que recomendamos estos alimentos en cualquier dieta, aunque siempre con moderación. Lo que hay que consumir todos los días es lo que marca una dieta como la mediterránea, basada en frutas, legumbres, cereales integrales, verduras, pescado y aceite de oliva", subraya Del Busto.

7.- La pasta blanca a la larga puede favorecer el cáncer de pulmón: Es un mito, no hay nada que lo relacione.

8.- El azúcar refinado favorece la multiplicación de las células cancerosas: Se trata de otro mito. El azúcar es la principal causa de obesidad y de sobrepeso, pero el azúcar no acelera el cáncer, es un mito. "Para una persona con cáncer o preocupada por su riesgo de cáncer este concepto es un mito total. El metabolismo de células cancerígenas es igual al de las células sanas, ambos consumen glucosa, sólo cambia en su reproducción. Es un mito por tanto, No es cierto que se reproducirán más rápido las células cancerosas por un incremento del consumo del azúcar", subraya.

9.- ¿Los productos genéticamente modificados o transgénicos son cancerígenos? "No hay nada sólido ni oficial que diga que generan algún daño a la salud, ni mucho menos provocar cáncer", remarcan desde la AECC

10.- Los edulcorantes: "Es un mito, el consumo de la sacarina no provoca cáncer", indica el especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública.

Por otro lado, llama la atención sobre otra serie de mitos o hábitos en nuestro día que se creen cancerígenos, como el dormir con el móvil cerca, "es un mito", según aclara, ya que precisa que "hoy en día no se sabe que esta afirmación sea cierta".

Asimismo, destaca que "no hay ninguna hierba que pueda curar el cáncer", si bien puntualiza que, siguiendo el consejo de oncólogos expertos, sí existen algunos medicamentos que pueden ayudar, como las hierbas medicinales en los síntomas secundarios a tratamientos contra el cáncer, pero como tal medicamentos orgánicos que curen el cáncer es un mito, según insiste Del Busto. El uso de los antitranspirantes y el cáncer de seno es un mito, así como el empleo de los tintes para el cabello.

Contador

Lo más leído