20 de agosto de 2015

Cambiar el sistema de desinfección de verduras de hoja para evitar enfermedades

Cambiar el sistema de desinfección de verduras de hoja para evitar enfermedades
VMIRAMONTES/FLICKR

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un fotocatalizador añadido al agua podría ser la solución para desinfectar completamente las espinacas y otras verduras de hoja para su procesamiento comercial que pueden causar brotes de enfermedades, según una investigación de la University of California (EEUU).

El estudio, presentado en el 250th National Meeting & Exposition of the American Chemical Society (ACS), ha revelado que añadiendo un fotocatalizador de dióxido de titanio (TiO2), bastante asequible, tanto el agua que se usa para limpiar las verduras como las superficies donde se manejan quedarían limpios de posibles bacterias. Cuando el dióxido de titanio absorbe la luz, se produce un oxidante muy fuerte que es capaz de eliminar las bacterias, como la 'Escherichia coli'. Ahora los investigadores tienen en mente continuar ahondando en los estudios sobre este fotocatalizador, y comprobarán si se aplica a otros alimentos, a diferentes superficies y si es capaz de eliminar otros patógenos.

Aunque en las fábricas e industrias procesadoras se utiliza agua, lejías y radiación para limpiar los alimentos, no siempre es efectivo por la topología de las hojas de la verdura. Por ejemplo, en la espinaca, "cerca del 15 por ciento de la superficie mostraba una concentración de lejía de más de 1.000 veces menos de lo que presentaba la solución para enjuagar", ha señalado la autora del estudio, Nichola Kinsinger.

Para comprobar la limpieza de las verduras, se utilizó una herramienta que permitía observar a las bacterias en las hojas. Cuando se utilizaban mezclas con baja concentración de lejía, la bacteria caía de la hoja pero seguía viva, mientras que con una alta concentración, la bacteria moría. Pero después se comprobó que la lejía no se adhiere correctamente a la hoja, y ese era el origen de los restos de contaminación que presentaban algunos alimentos.

3.000 PERSONAS MUEREN CADA AÑO POR INTOXICACIÓN ALIMENTARIA

En Estados Unidos, cada año mueren 3.000 personas por intoxicación alimentaria y en torno a 128.000 terminan hospitalizadas. Concretamente, las espinacas y otras verduras de hoja han producido los últimos 18 brotes de intoxicación de la década.

Este problema tiene lugar porque la contaminación no es eliminada del todo en los alimentos. Algunos estudios han estimado que el 99 por ciento de las enfermedades transmitidas por los alimentos tienen su origen en problemas con la descontaminación. "Los patógenos vienen de las aguas de riego utilizadas durante el procesamiento de los alimentos, y pueden quedar adheridos a las hojas de la espinaca. Si estas bacterias no son eliminadas durante el proceso de desinfección, pueden vivir, desarrollarse y contaminar otras superficies de las instalaciones y otras hojas", ha explicado Kinsinger.