1 de junio de 2015

Las bebidas con sales minerales reducen la sensación de sed e hidratan

Las bebidas con sales minerales reducen la sensación de sed e hidratan
LUIS DOMINGO

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las bebidas con sales minerales, y con una determinada cantidad de azúcar reducen la sensación de sed y ayudan a mantener una correcta hidratación, especialmente cuando se realiza ejercicio físico, según ha asegurado el director de Salud y Nutrición Coca-Cola Iberia, Rafael Urrialde.

"Este tipo de bebidas también existen sin azúcar, sin calorías, no obstante siempre se debe recomendar leer la información nutricional y la relativa a la cantidad de calorías que aportan éstas. Existen alternativas bajas en o sin calorías que permiten una elección en base a las mismas", ha apostillado, durante su participación en la III Jornada Ibérica y VIII Española Aquarius de Formación en Gastroenterología en la que han participado más de un centenar de Médicos Internos Residentes (mires), de Gastroenterología, Medicina Interna y Atención Primaria de hospitales universitarios de España y Portugal.

La jornada responde al compromiso e interés de Aquarius, marca perteneciente a Coca-Cola España, por colaborar en la formación continuada de los médicos internos residentes que quieren ampliar su conocimiento en el campo de la Gastroenterología. Tras esta edición, ya son más de 1.000 médicos internos residentes de Gastroenterología, Medicina Interna y Atención Primaria los que han tenido acceso a esta formación.

"Hoy en día existe un gran desconocimiento de la población respecto a lo que comemos y sobre el gasto de energía que realizamos. El balance energético, alimentario, nutricional, emocional y el estado de hidratación son los nuevos conceptos que se integran en la base de la nueva pirámide alimentaria. Este conjunto puede representar una nueva herramienta de promoción de la salud para la población en todas las etapas de la vida", ha comentado el presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), Javier Aranceta Bartrina.

En este sentido, prosigue, la hidratación es uno de los factores "más importantes" del estado nutricional. De hecho, la oferta actual facilita la decisión autónoma y fomenta la responsabilidad del consumidor, ya que existe la opción de consumir agua, bebidas con azúcar o sin azúcar, sin calorías, con distintos sabores, con sales minerales o sin cafeína.

"El equilibrio es posible también en personas que necesitan cuidar su peso, controlar su nivel de glucemia, de lípidos sanguíneos", ha añadido para apostillar que "las bebidas con sales minerales tienen un especial interés en aquellas personas que necesitan un mayor grado de hidratación porque siguen un tipo de vida más activo".

MANEJO ACTUAL DE LA ENFERMEDAD POR REFLUJO GASTROESOFÁGICO

Por otra parte, durante la jornada, el jefe de servicio de Gastroenterología del Centro Hospitalar do Alto Ave en Guimarães (Portugal), José Berkeley Cotter, se ha referido a la enfermedad por reflujo gastroesofágico y ha avisado de que puede causar, además de los "típicos" síntomas de la acidez estomacal y/o regurgitación, lesión esofágica o de los órganos contiguos del sistema digestivo superior y ocasionalmente del tracto respiratorio inferior.

"La historia natural de la ERGE se caracteriza por las fluctuaciones de los síntomas y su cronicidad. El desequilibrio entre los factores protectores y agresivos de los síntomas de reflujo desencadenan la sintomatología", ha indicado.

Sin embargo, prosigue, hay factores precipitantes alimentarios, posturales, iatrogénicos y otros relacionados con condiciones clínicas como, por ejemplo, embarazo, esclerodermia, síndrome de Zollinger-Ellison, miotomía de Heller.

Respecto a las soluciones que se les puede ofrecer a estos pacientes, Berkeley ha indicado que, el tratamiento, muy eficaz, se basa en aliviar los síntomas, promover la cicatrización, mantener la remisión y prevenir complicaciones. "Para esto deben ser tomadas medidas higiénico-dietéticas y tratamiento médico", ha recalcado.

HEPATITIS CRÓNICA EN LA EMBARAZADA

Por su parte, la doctora del servicio de Aparato Digestivo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Mª José Devesa Medina, ha aludido a la hepatitis crónica en las embarazadas y ha explicado que, aunque la prevalencia del virus C en embarazadas es difícil de establecer debido a la ausencia de un 'screening' adecuado, en España oscila entre el
0,53 y el 1,4 por ciento, similar a la de la población general.

"En general, la hepatitis crónica no evoluciona de manera, esencialmente, diferente en la mujer embarazada. Tampoco la hepatitis crónica afecta de manera negativa al embarazo, sin apreciarse, en general, mayores tasas de prematuridad, abortos o malformaciones en estos casos, salvo que la madre presente cirrosis hepática, donde la tasa de complicaciones maternofetales es elevada", ha indicado.

Asimismo, recalca, la consecuencia más relevante de la hepatitis crónica en el embarazo, es su transmisión al recién nacido, frecuente en el caso de la hepatitis B (riesgo de contagio entre 40-90%) y menos habitual para la hepatitis C (riesgo de transmisión inferior al 5%)", ha afirmado.

Asimismo, durante la jornada, el jefe de servicio de Aparato Digestivo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Enrique Rey Díaz-Rubio, ha recordado que la intolerancia a la lactosa es un problema "frecuente y a veces difícil" de diagnosticar y de establecer su importancia real en la práctica. Y es que, se confunde, frecuentemente, con otras intolerancias y con el síndrome de intestino irritable.

"Aunque la intolerancia a lactosa puede ocurrir de forma transitoria después de episodios de gastroenteritis, lo más frecuente es la intolerancia a la lactosa de origen genético. La importancia de identificarla y tratarla adecuadamente, reside en la simplicidad de los tratamientos para evitar las molestias que conlleva. La simple evitación de la leche y los derivados resuelve los problemas pero, a largo plazo, esto conlleva problemas de salud importantes derivados de la reducción de la ingesta de calcio, en especial, osteoporosis y fracturas asociadas. La tendencia de la persona a no acudir al médico o una recomendación de suprimir lácteos puede mejorar los síntomas pero acarrear problemas a largo plazo", ha abundado Rey Diaz-Rubio.

EJERCICIO FÍSICO Y REGULACIÓN DE LA COMPOSICIÓN FUNCIONAL A NIVEL TISULAR

Finalmente, el director del Laboratorio de Ejercicio y Salud de la Facultad de Motricidad Humana de la Universidad de Lisboa, Luis Bettencourt Sardinha, ha aseverado que el sedentarismo también se ha relacionado con sarcopenia, que es una pérdida de masa muscular y que la asociación de ambos factores da lugar al síndrome de obesidad sarcopénica, un problema cada vez "más frecuente" que puede causar graves consecuencias.

"Para prevenir este síndrome, el incremento en la actividad física parece ser útil para reducir la adiposidad y mantener la masa muscular y ósea. Por tanto, la evaluación de actividad física debería considerarse como un signo vital y el asesoramiento de actividad física como una estrategia fundamental para mejorar cualquier fenotipo de composición corporal y biomarcador relacionado con la salud", ha zanjado.