30 de julio de 2015

¿Qué alimentos dañan más tus dientes?

¿Qué alimentos dañan más tus dientes?
GETTY/CHIOSEA_ION

MADRID, 30 Jul. (INFOSALUS) -

El azúcar puede ser considerado un enemigo de los dientes si no hay una buena higiene, pero existen otros que alimentos que no asociamos con daño dental y que pueden estar afectando la salud de los dientes.

Desde la página web dirigida al público de la Asociación Dental Americana, los dentistas americanos apuntan los siguientes alimentos como los que más pueden perjudicar a nuestros dientes:

Caramelos duros

Comer demasiados caramelos y la exposición constante al azúcar que esto puede ocasionar podría dañar tus dientes. Los caramelos duros además de añadir mucha azúcar pueden también desencadenar una urgencia dental como un diente roto o una fisura dental. Consulta con tu dentista si en tu caso el chicle sin azúcar podría ser un posible sustituto.

El hielo no es para masticar

Muchas personas piensan que el hielo es bueno para los dientes. El hielo está hecho de agua y no contiene azúcar ni otros aditivos. Pero masticar sustancias duras puede hacer que los dientes sean más vulnerables a una urgencia dental y dañar el esmalte. El mejor consejo es romper con este hábito y disfrutar del agua en su forma líquida.

Ten en cuenta el consumo de cítricos

Las exposiciones frecuentes a alimentos ácidos pueden erosionar el esmalte, lo que hace más vulnerable a los dientes a picarse con el paso del tiempo. Así que aunque un chorrito de limón o lima puede volver un simple vaso de agua en un alimento más apetecible, no siempre es la mejor elección para los dientes. Las frutas cítricas y los zumos pueden irritar también las lesiones en la boca. Asegúrate de beber suficiente agua normal y sin aditivos.

No todo el café es bueno

En su forma natural, el café y el té pueden ser alternativas saludables para beber. Pero muchas personas no pueden resistir añadir azúcar a estas bebidas. La cafeína puede también secar la boca. Beber de forma frecuente café y té puede también dar color a los dientes. Si los consumes, asegúrate de tomar suficiente agua e intentar mantener al mínimo los añadidos.

Evita los alimentos pegajosos

Cuando se trata de tomar tentempiés saludables, muchas personas tienen entre sus preferidos las frutas deshidratadas. Pero muchas frutas deshidratadas son pegajosas. Los alimentos pegajosos pueden dañar los dientes dado que tienden a permanecer en los dientes más tiempos que otros tipos de alimentos. Si tomas frutas deshidratadas o una combinación de frutos secos, asegúrate de enjuagarte con agua después, cepillarte y pasarte el hilo dental con cuidado.

Cuidado con las cosas que 'crujen'

Es difícil resistirse a unas patatas fritas crujientes pero, por desgracia, están llenas de almidón, que tiende a quedar atrapado entre los dientes. Si eliges este tipo de alimentos, emplea con especial cuidado ese día el hilo dental para eliminar todas las partículas que llevan a la acumulación de la placa.

Contrarresta los refrescos con agua

Cuando tomas alimentos azucarados o bebidas azucaradas durante largos periodos de tiempo, la placa bacteriana utiliza ese azúcar para producir ácidos que atacan el esmalte, la superficie dura del diente. La mayoría de refrescos con burbujas, incluyendo los bajos en calorías, son ácidos y por ello, malos para los dientes. Las bebidas con cafeína, como las colas pueden también secar la boca. Si consumes refrescos, trata de tomar junto con ellos un vaso de agua.

Limita el consumo de alcohol

El uso de alcohol produce deshidratación y boca seca. Las personas que beben en exceso podrían sentir cómo su producción de saliva se reduce con el tiempo, lo que conduce a la caries dental y otras infecciones orales como la enfermedad de las encías. El uso excesivo de alcohol también aumenta el riesgo de cáncer oral.

Vigila las bebidas deportivas

Aunque pueden tener apariencia de saludables, el azúcar es el principal ingrediente de muchas bebidas deportivas y energéticas. La Academia Americana de Pediatría señala que las bebidas deportivas pueden ser útiles para atletas jóvenes que participan en actividades físicas vigorosas y prolongadas pero que son innecesarias en la mayoría de los casos. Antes de tomar tu siguiente trago, comprueba la etiqueta para comprobar que la bebida que elijas sea baja en azúcar o bebe agua.