11 de noviembre de 2014

El 38% de los consumidores modifica sus pautas de consumo cuando lee noticias negativas de alimentación

El 38% de los consumidores modifica sus pautas de consumo cuando lee noticias negativas de alimentación
FIAB

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 38 por ciento de los consumidores modifica su consumo ante noticias negativas sobre alimentación, mientras que el 49 por ciento de los consumidores se muestra neutral, según revela el estudio 'Alimentos y Bebidas, ¿qué piensan los españoles', impulsado por la compañía MyWord, con la colaboración de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (Fiab).

El estudio también pone de manifiesto que, aunque la mayoría de los consumidores muestran una posición neutra ante noticias negativas sobre alimentación, son más los que les otorgan credibilidad (39%), frente a los que no (10%). Los encuestados declaran que las noticias positivas sobre alimentos y bebidas en medios son más frecuentes que las negativas, y se difunden en mayor medida en televisión (78%) que en Internet (36%). Además, el número de medios en los que se han visto las noticias negativas influye en la credibilidad que se le otorga: "cuantos más medios, más credibilidad y más difusión en el entorno del consumidor".

Por otra parte, tal como se extrae de las conclusiones, los españoles son conscientes de la importancia del sector alimentario, al que sitúan como "el segundo más relevante en el conjunto de la economía española, por detrás del turismo". Además, el 85 por ciento cree que la industria alimentaria es "muy o bastante importante como sector económico para el futuro de España".

En este sentido, nueve de cada diez encuestados afirma "sentirse orgulloso" de los productos alimentarios españoles y el 93 por ciento cree que los productos alimentarios contribuyen de forma positiva a la imagen de España en otros países.

LA DESINFORMACIÓN EN NUTRICIÓN "SUPONE UN RIESGO PARA LA SALUD"

Para Fiab y la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (Anis)el papel del periodista "cobra una gran importancia en la información que manejan los consumidores respecto a alimentación y salud", ya que los datos que difunde "influyen de forma directa en los hábitos de consumo de los ciudadanos, modificándolos sin que en la mayoría de los casos exista mediación de otros prescriptores". La desinformación en nutrición supone un "riesgo para la salud", teniendo un "coste social, económico y personal".

En base a los resultados de la citada investigación, y convencidos de la importancia de que las noticias que llegan a los ciudadanos sean veraces, Anis y Fiab decidieron recoger las recomendaciones a seguir en esta materia tanto para los periodistas como para sus fuentes en el 'Manifiesto por una comunicación responsable en Alimentación y Salud', al que hoy se ha adherido la Fape.

El documento, elaborado y consensuado con un grupo de profesionales expertos en información de salud, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, defiende la "importancia de la evidencia científica, la transparencia, las fuentes válidas de información, el uso responsable de Internet, la corresponsabilidad, la veracidad y la objetividad en todas las informaciones que se publiquen en torno a la alimentación".