28 de mayo de 2019

El 33% de la población opta por la 'comida basura' cuando sale a comer

El 33% de la población opta por la 'comida basura' cuando sale a comer
PIXABAY - ARCHIVO

VALÈNCIA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunitat Valenciana (CODiNuCoVa) ha alertado que una de cada tres personas escoge la comida rápida frente a opciones más saludables como los restaurantes a la hora de comer fuera de casa tal y como se desprende del último Informe del Consumo de Alimentación en España elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

De acuerdo con el informe, este tipo de establecimientos, junto a los denominados 'canales de impulso' (quioscos, gasolineras y tiendas de golosinas y aperitivos) se han situado como la tercera opción más escogida por los españoles para comer fuera de casa.

"La predilección hacia locales en los que se ofrece comida con alto contenido calórico, un porcentaje significativo de azúcares y edulcorantes y un nivel elevado de sal, en detrimento de mayor variedad de opciones saludables, supone que un gran número de personas mantiene una alimentación mala o muy mala semanalmente", ha explicado la presidenta del Colegio de Dietistas, Paula Crespo.

Para revertir esta situación, la entidad llama a integrar unas pautas de alimentación saludable, propias de una dieta equilibrada y nutricionalmente completa, en las comidas y cenas fuera de casa empezando por el reto #tapersaludable. Así, con motivo del Día Mundial de la Nutrición que se celebra este martes, los profesionales animan a preparar un plato saludable y compartir bajo esta etiqueta las fotos de sus tapers en redes sociales.

El consumo en alza de comida rápida o fast-food se explica, según los dietistas-nutricionistas, por dos razones principales. En primer lugar, señalan que "vivimos en una sociedad de consumo rápido, en la que todo se mueve a un ritmo frenético, con una necesidad de que todo sea inmediato, que no deja espacio a lo que se cuece a fuego lento" y, además, "en muchas ocasiones lo rápido, cómodo y más accesible en los denominados 'canales de impulso' son alimentos de baja o nula calidad nutricional".

Por otro lado, la falta de dietistas-nutricionistas en el ámbito educativo y, por tanto, de una educación nutricional correcta, hace que "abunde la desinformación sobre qué es saludable y sobre las consecuencias que provocan determinados tipos de alimentos sobre la salud a largo plazo", ha explicado el secretario del CODiNuCoVa, Luis Cabañas.

CONSECUENCIAS DE COMER MAL FUERA DE CASA

Desde la perspectiva de los profesionales sanitarios expertos en alimentación, una ingesta reiterada de comida rápida basada en alimentos procesados de mala calidad nutricional puede provocar, en primera instancia, sobrepeso al tratarse de alimentos con alto contenido calórico.

"Parece que la sociedad no es del todo consciente de las comorbilidades en las que puede derivar una mala alimentación. La más evidente es el sobrepeso, que tiene una vinculación muy estrecha con patologías como la diabetes, la hipertensión arterial, el colesterol alto, las enfermedades cardiovasculares, problemas renales y digestivos", ha subrayado Paula Crespo.

A esta situación se le suma que España cuenta con 9.254.100 personas que ya sufren enfermedades relacionadas con la alimentación como intolerancias, alergias, tensión alta o hipercolesteloremia, una cifra que supone casi el 20% de la población española. Pese a resultar un porcentaje importante de población, los dietistas-nutricionistas aseguran que estas personas presentan serias dificultades para encontrar un menú o una carta adaptada a las necesidades de cada patología, que han de llevar un control y un asesoramiento nutricional para ayudar a mejorar su estado a su salud.

Desde el Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunitat aseguran que las personas que comen fuera de casa suelen hacerlo habitualmente peor aunque no opten por la comida rápida.

"La gente que come más veces fuera de casa, por lo general, no atiende demasiado a lo que come a lo largo de la semana. Si es una actitud que se perpetúa a lo largo del tiempo, la tendencia es comer más fritos, carnes rojas y postres que no son fruta en detrimento de verduras y legumbres. Esta tendencia es difícilmente compensable con el resto de comidas diarias o con, lo que es peor, restricciones que ocasionan potenciales problemas de salud a largo plazo", ha indicado Cabañas.

Contador

Lo más leído