26 de febrero de 2019

Vitrificar antes de los 35 aumenta la tasa de éxito de embarazo respecto a hacerlo más tarde, según un estudio

Vitrificar antes de los 35 aumenta la tasa de éxito de embarazo respecto a hacerlo más tarde, según un estudio
IVI

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres menores de 35 años que preservan su fertilidad por motivos sociales alcanzan una tasa de éxito de embarazo del 94 por ciento, mientras que las que superaban esa edad llegan al 50 por ciento, según un estudio dirigido por la doctora Ana Cobo, directora de Unidad de Criobiología de IVI, quien destaca la "importancia" de preservar la fertilidad antes de los 35 años.

Este estudio, que ha sido publicado en la revista 'Human Reproduction', responde a las principales inquietudes de las mujeres sobre la preservación de su fertilidad. En él también han participado los doctores José Remohí, Antonio Pellicer, y Juan Antonio García-Velasco.

La preservación de la fertilidad ha supuesto un gran avance en la medicina reproductiva. Así, aquellas mujeres con cáncer que se deban someter a tratamientos que puedan dañar su fertilidad o las que aún no quieran tener hijos pero no lo descartan en un futuro, "tienen un seguro de fertilidad llamado vitrificación", han señalado desde IVI.

La calidad ovocitaria depende principalmente de la edad, por lo que en este estudio se ofrecen también estadísticas sobre la tasa de embarazo al vitrificar los óvulos en función de la edad y el número de ovocitos vitrificados.

De este estudio se ha obtenido la conclusión de que el grupo mayoritario que se plantea preservar su fertilidad por motivos sociales se sitúa por encima de los 35 años. De hecho, este grupo equivale al 70 por ciento de las pacientes de IVI, de estas el 15 por ciento supera los 40 años.

En el caso de las vitrifaciones por motivos oncológicos este resultado es contrario, siendo el 70 por ciento de las mujeres menores de 35 años, con un tamaño muy reducido de la muestra de pacientes que regresaron para hacer uso de sus óvulos vitrificados.

"Se trata de un estudio retrospectivo integrado en un 83,5 por ciento por mujeres que optaron por una preservación electiva de la fertilidad y un 16,5 por ciento que lo hicieron por motivos oncológicos. De estas pacientes, aproximadamente 700 han regresado para intentar ser madres, dando lugar al nacimiento de 162 bebés fruto de la preservación por motivos sociales y 25 bebés llegados al mundo tras superar sus madres un cáncer", ha explicado la experta.

El trabajo muestra una clara evolución de la técnica cuando se realiza por motivos sociales, ya que en los últimos 10 años ha pasado de suponer el 2 por ciento del total al 22 por ciento de esta clínica.


Lo más leído en Mujer