4 de enero de 2019

Ventajas de quedarse embarazada en invierno

Ventajas de quedarse embarazada en invierno
AVA

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

"Cada época del año tiene sus ventajas a la hora de buscar el embarazo, y el invierno también cuenta con algunas", aseguran los expertos de Ava, quedarse embarazada en febrero o marzo significa que las últimas semanas de gestación transcurrirán en octubre o noviembre, por lo que la recta final no tendrá lugar durante los meses más calurosos del año, lo que es importante, "ya que molestias típicas del embarazo, como la retención de líquidos, se ven agravadas por el calor".

Otra de las preocupaciones de muchas mujeres es recuperar la forma tras el embarazo, "hay que tener en cuenta que es un proceso biológico en el que el cuerpo experimenta muchos cambios", por lo que "no hay que obsesionarse con volver a tener el mismo cuerpo de antes", añaden los especialistas.

Para recuperar la forma, hay que hacerlo siempre de manera progresiva, quedarse embarazada en invierno permite disponer de varios meses antes del verano para volver a sentirte a gusto con la propia imagen.

Asimismo, los meses durante los que transcurre el desarrollo del bebé en el vientre materno también tienen impacto en su salud. Quedarse embarazada en invierno significa que el verano formará parte de la gestación, lo que también tiene sus ventajas, "el sol es fuente de vitamina D y esto tiene efectos beneficiosos en los huesos y los músculos del niño", añaden desde Ava.