4 de agosto de 2017

Tres consejos clave para disfrutar del verano durante el embarazo

Tres consejos clave para disfrutar del verano durante el embarazo
PIXABAY

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las altas temperaturas afectan a toda la población en su conjunto, pero si se trata de mujeres embarazadas, las olas de calor pueden provocar diferentes molestias en estas y hacer que no puedan disfrutar del verano, cuando en realidad no tienen por qué preocuparse si siguen una serie de precauciones.

La retención de líquidos, la hinchazón o los problemas de insomnio son algunos de los trastornos que pueden padecer las embarazadas, sobre todo en la recta final de la gestación, pues el calor hace que se contraigan los vasos sanguíneos y, por lo tanto, se produzca una leve inflamación del cuerpo, sobre todo de las extremidades inferiores. Además, la retención de líquidos aumenta la sensación de pesadez y cansancio.

Por todo ello, los expertos de Top Doctors han destacado una serie de recomendaciones para que el embarazo no suponga una dificultad de disfrutar del verano como cualquier otra persona.

1. ¿Viajar embarazada? A pesar de que pueden surgir dudas de si hacerlo o no, "no hay ningún tipo de problema siempre y cuando se tomen ciertas medidas de precaución". Por ejemplo, si el viaje es en coche, se recomienda para cada dos horas quince minutos para poder estirar las piernas; y si es en avión, lo recomendable es no pasar demasiadas horas de vuelo.

2. ¿'Topless' durante los meses de embarazo? Si la piel del pecho ya de por sí es sensible, cuando se está embarazada lo es aún más, por lo que, lo recomendable es evitar hacer 'topless' durante el embarazo, ya que los expertos han subrayado que "el crecimiento de la glándula mamaria lleva consigo el aumento de la basculación y el exceso de sol puede afectar a las fibras de elastina que aumenten las posibilidades de que aparezcan estrías". Para reducir el riesgo, es recomendable evitar la exposición directa al sol así como realizar una buena hidratación de la zona.

3. ¿Qué alimentos y bebidas son más recomendables? Para abrir el apetito, se recomienda a las embarazadas realizar ejercicio moderado, por ejemplo, dar un paseo. Además, el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda comer cinco veces al día y llevar una dieta variada que incluya todos los tipos de alimentos con un aporte mínimo de 1800 calorías diarias.

En verano las verduras y las frutas de temporada (en forma de ensaladas, sopas frías, macedonia, zumos, batidos o piezas enteras) son las grandes aliadas para las mujeres embarazadas. Por el contrario, se deben evitar los refrescos azucarados y las bebidas estimulantes (colas, café, té), así como reducir el consumo de sal, pero no del todo, ya que el yodo que contiene es beneficioso para el desarrollo del feto; y "por supuesto" están contraindicadas las bebidas con alcohol.


Lo más leído en Mujer