Los tratamientos de fecundación in vitro aumentan el riesgo de parto prematuro o defectos en el bebé

Los tratamientos de fecundación in vitro aumentan el riesgo de parto prematuro o defectos en el bebé
4 de julio de 2018 CLÍNICA MARGEN - ARCHIVO

MADRID, 4 Jul. (Reuters/EP) -

Las mujeres que utilizan tratamientos de fecundación in vitro para quedarse embarazadas tienen un mayor riesgo de parto prematuro o de que su bebé nazca con defectos, que aquellas que conciben sin ayuda de estas técnicas, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores del Dartmouth-Hitchcock en Lebanon (Estados Unidos) y que ha sido publicado en la revista 'Pediatrics'.

Para el estudio, los investigadores examinaron los datos de 336.705 bebés nacidos de madres fértiles en Massachusetts desde 2004 hasta 2010, así como a 5.043 bebés nacidos de mujeres con problemas de fertilidad y 8.375 bebés cuyas madres utilizaron la fecundación in vitro.

En comparación con las mujeres que no tienen problemas de fertilidad, las mujeres que se sometieron a tratamientos para poder concebir tenían 79 por ciento más probabilidades de tener bebés prematuros. Además, tenían un 21 por ciento más de probabilidades de dar a luz a bebés con defectos de nacimiento.

Además, cuando los investigadores analizaron en qué meses habían nacido los bebés, observaron que aquellos cuyas madres tenían problemas de fertilidad eran más propensos a padecer anormalidades congénitas, afecciones cardiovasculares, enfermedades infecciosas y problemas respiratorios.

El embarazo normalmente dura alrededor de 40 semanas, y los bebés que nacen después de las 37 semanas se consideran a término. En las semanas inmediatamente posteriores al nacimiento, los bebés prematuros a menudo tienen dificultad para respirar y digerir los alimentos y, además, pueden sufrir a largo plazo problemas de visión, audición y cognitivas, así como problemas sociales y de comportamiento.