16 de julio de 2019

¿Por qué te duele la espalda por la regla?

¿Por qué te duele la espalda por la regla?
Dolor de espaldaGETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / SIAM PUKKATO - ARCHIVO

MADRID, 16 Jul. (EDIZIONES) -

El cuerpo de una mujer sufre multitud de cambios antes de la llegada de su menstruación y durante la misma, tanto a nivel físico como psicológico. Además de la hinchazón, los cambios de humor, la irritabilidad o el malestar, también es frecuente el dolor lumbar.

El jefe de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional (Madrid), el doctor Juan Vidal Peláez, explica a Infosalus que la espalda no duele "especialmente" durante la regla o su espera pero que si duele la espalda es porque duele el abdomen.

"Durante la regla, el útero está más dilatado y puede comprimir terminaciones nerviosas que se extienden hacia el abdomen y hacia la espalda", apunta. Sin embargo, "si la regla no duele en lo que se refiere al abdomen, tampoco tiene por qué doler la espalda. No hay una relación importante", confirma.

En este sentido, la inclinación del útero juega un papel importante. "Hay úteros que pueden estar hacia adelante, con lo que duele más la tripa; si está intermedio, que es lo más frecuente, duele un poquito la tripa y si está hacia atrás, lo que se denomina útero en retroversión, comprime terminaciones nerviosas de la columna vertebral y duele la espalda", puntualiza el doctor Vidal.

Es a estas últimas las que puede dolerles la espalda "suponiendo que tengan reglas dolorosas, porque aunque tengan el útero en retroversión no tiene por qué dolerles la regla", matiza el experto. Tienen retroversión uterina hasta un 30 por ciento de las mujeres.

Al dolor de espalda hay que sumar otras circunstancias corporales que acompañan al síndrome premenstrual o la regla que se explican por la acción de las hormonas. Dos de ellas, los estrógenos y la progesterona, "están al máximo antes de la regla", explica el doctor Vidal, que añade que los estrógenos se producen en la primera fase del ciclo, mientras que la progesterona se produce en la segunda de un total de cuatro fases.

No obstante, no todas las mujeres tienen los mismos cambios o los mismos síntomas, lo que también ocurre por las hormonas. "Hay mujeres que tienen cambios hormonales importantes y otras menos importantes", apunta el experto, que agrega que "cuantos más cambios hormonales haya, más posibilidad de que se produzcan los síntomas".

La hinchazón es una circunstancia referida con frecuencia cuando se habla del estado del cuerpo durante la regla o mientras se espera su llegada y son las hormonas mencionadas las culpables. "Normalmente, antes de la regla, hay una retención de líquidos. Fundamentalmente consiste en una hinchazón del vientre y se pueden inflamar los tobillos, las manos o las mamas", explica el doctor Vidal.

A NIVEL PSICOLÓGICO

Además, la retención de líquidos también se puede recoger a nivel cerebral, explica el jefe de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional. "Se produce un cierto edema cerebral. Mínimamente, pero se produce", explica Vidal, que agrega que este edema puede causar "irritación, cambios de carácter, malestar o agresividad". "Es muy importante el síndrome premenstrual no solamente desde el punto de vista físico, sino psíquico", resume el experto.

Todo acaba con la llegada de la menstruación. "Cuando llega la menstruación todos esos cambios desaparecen porque hay una bajada brusca hormonal", continúa el doctor Vidal, que agrega que la menstruación es "la descamación del endometrio, la parte interna del útero, como consecuencia de una caída hormonal, porque los estrógenos y progesterona, que están al máximo antes de la regla y producen estos síntomas, al bajar se produce la menstruación y desaparecen".

En este sentido, la mujer se deshincha, por ejemplo, y puede encontrarse mejor, pero también en este punto puede comenzar a tener otro tipo de molestias "porque la menstruación es molesta e incómoda", concluye el experto.


Lo más leído en Mujer