Sororidad: demuestran que mujeres tras un infarto tienen una tasa de supervivencia mayor si son atendidas por doctoras

Sororidad: demuestran que mujeres tras un infarto tienen una tasa de supervivencia mayor si son atendidas por doctoras
8 de agosto de 2018 SANITAS - ARCHIVO

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los investigadores de la Universidad de Washington en ST. Louis, Universidad de Minnesota-Twin Cities y Universidad de Harvard, EE.UU, han realizado un estudio donde se apunta que las mujeres tras un infarto tiene una tasa de supervivencia mayor si son atendidas por doctoras.

Una revisión de casi 582,000 casos de ataque cardíaco en 19 años mostró que las pacientes tenían una tasa de supervivencia significativamente mayor cuando una mujer las trataba en urgencias-. De hecho, las mujeres tenían una mejor tasa de supervivencia con los médicos varones que tenían muchas colegas femeninas en la sala de emergencias, aunque aún estarían mejor con una médica.

Sin embargo, los resultados son paralelos a estudios similares sobre las diferencias de género en los resultados médicos, pero "la diferencia aquí es lo que está en juego", ha declarado Seth Carnahan de la Universidad de Washington en St. Louis.

"Tienes expertos altamente capacitados con vida o muerte en la línea, y sin embargo, la coincidencia de género entre el médico y el paciente parece importar mucho", ha especificado.

El equipo revisó un conjunto de datos médicos anónimos de los hospitales de Florida de 1991 a 2010. Estos datos permitieron al equipo medir factores importantes como la edad, la raza y el historial médico de los pacientes, la calidad del hospital y más.

Aun teniendo en cuenta estos factores, el equipo descubrió que las pacientes femeninas tenían menos probabilidades de sobrevivir a los ataques cardíacos que los pacientes masculinos y que las diferencias de género en las tasas de supervivencia eran las más altas en los médicos varones.

Para los pacientes tratados por médicos mujeres, la disparidad de género en las tasas de supervivencia fue de aproximadamente 0,2 por ciento. En otras palabras, el 11.8 por ciento de los hombres murió, en comparación con el 12 por ciento de las mujeres.

Sin embargo, para los pacientes tratados por médicos varones, la brecha de género en la supervivencia se triplicó a 0,7 por ciento. En ese caso, el 12,6 por ciento de los hombres murió en comparación con el 13,3 por ciento de las mujeres.

"Nuestro trabajo corrobora las investigaciones anteriores que muestran que las doctoras tienden a producir mejores resultados para los pacientes que los médicos varones. La parte novedosa de lo que estamos haciendo es mostrar que el beneficio de tener una doctora es particularmente difícil para una paciente", ha especificado Carnahan.