23 de octubre de 2020

Síntomas y solución frente a la sequedad vaginal, no siempre asociada a la menopausia

Síntomas y solución frente a la sequedad vaginal, no siempre asociada a la menopausia
Mujer con problemas vaginales o reproductivos. - DOUCEFLEUR/GETTY - ARCHIVO

MADRID, 23 Oct. (EDIZIONES) -

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) recuerda que la pérdida de la producción ovárica de estrógenos asociada con la transición menopáusica se refleja en la fisiología vaginal, produciendo una disfunción vulvovaginal o atrofia vaginal.

"Esta atrofia es responsable de la aparición de síntomas que afectan a la calidad de vida de las mujeres, como son la sequedad vaginal y/o dispareunia, y que afecta al 40% de las mujeres posmenopáusicas españolas", según aclara la institución.

Así, se trata de una afección que es más habitual en la mujer durante el periodo de la menopausia o la postmenopausia, según asegura en una entrevista con Infosalus el director médico del Institut Marquès de Barcelona, el doctor Leonardo Marquès, quien también reconoce que esta afección puede tener lugar a su vez durante la lactancia, puesto que las hormonas se encuentran a unos niveles más bajos, o en chicas que toman anticonceptivos.

"Pero generalmente la queja de sequedad vaginal es por dolor en las relaciones", mantiene el especialista, quien afirma igualmente que se trata de un síntoma molesto, especialmente durante las relaciones sexuales, aunque también podrían darse otros al mismo tiempo como el ardor, la picazón o las molestias al orinar.

El doctor Marquès explica así que la sequedad vaginal tiene lugar porque hay una bajada de hormonas, dado que fundamentalmente durante la menopausia el ovario deja de funcionar, y por tanto de ovular, y de producir hormonas.

"La principal hormona femenina son los estrógenos y es lo que provoca la sintomatología de la menopausia, siendo el síntoma más molesto los sofocos, pero el segundo más frecuente la sequedad vaginal, debido a que los estrógenos ya no llegan a la mucosa vaginal, produciéndose así la atrofia. Es decir, el tejido queda empobrecido, más seco, pierde elasticidad y es lo que produce las molestias", explica el ginecólogo.

Ahora bien, este experto recuerda que actualmente lo que siempre se había llamado 'síndrome de atrofia vulvovaginal', ahora se le conoce por 'síndrome genitourinario de la menopausia' porque afecta tanto a la vagina como a los síntomas urinarios, produciendo un "disconfort importante en la mujer".

A la hora de mejorarla o de evitarla, el director médico del Instituto Marqués ensalza que, sin tratamiento, el mantener una actividad sexual regular puede ser "muy beneficioso" porque la relación sexual activa toda la circulación de la vagina, y generalmente lo mejora.

Además, asegura que hay varios tratamientos, siendo el principal los estrógenos, que es aquello que el cuerpo ha dejado de producir. Esta hormona se puede administrar de forma artificial de muchas formas, vía comprimidos, pastillas, parches, en cremas o geles, o bien a través de tratamientos locales de estrógenos que se colocan directamente en la vagina, según detalla el especialista.

"Estos estrógenos locales actuarían casi exclusivamente en la vagina y tendrían poco efecto en el resto del cuerpo, y sobre todo mejoraría la sequedad. Estos tratamientos pueden ser también con óvulos, o incluso con un anillo vaginal parecido al anticonceptivo, que tiene la ventaja que lo dejas dentro durante tres meses y te olvidas de ponértelo cada día", señala el doctor Marquès.

EL PAPEL DEL LÁSER DE CO2

Asimismo, destaca que el láser es el último tratamiento para la sequedad vaginal, y el que se emplea es el de CO2, con el objetivo de intentar que la mucosa vaginal vuelva a su estado previo a la menopausia. "El láser activa el colágeno y favorece la circulación de la sangre de la mucosa, de forma que se tiene más secreción y funciona mejor. Eso sí, hay un poco de controversia con el láser", según advierte.

De hecho, pone de ejemplo Estados Unidos, cuya Administración de Alimentos y Medicamentos, la conocida como 'FDA', en 2018 sacó un comunicado diciendo que no se podía promocionar el laser de CO2 para el rejuvenecimiento vaginal porque no estaba comprobada su eficacia.

"La realidad es que en estos dos años han salido muchos estudios y en España actualmente hay muchos láseres y se ve que funciona. Lo que pasa es que requiere de varias sesiones y tampoco es un tratamiento que se hace una vez y se soluciona siempre, sino cada año o cada dos años se deben repetir las tandas de láser", indica el doctor.

Por eso, desde su punto de vista sería una segunda elección a la hora de tratar el problema de la sequedad vaginal: "Estaría indicado para aquellas mujeres que no pueden recibir tratamiento con estrógenos porque tienen cáncer de mama o de ovario, por ejemplo, o incluso para las que reciben estrógenos y esto no acaba de ser suficiente. La segunda elección sería el láser y en estos casos es una buena alternativa".

Después, el ginecólogo señala que hay también muchas hidratantes y lubricantes vaginales que no llevan hormonas y se utilizan complementariamente, o bien como único tratamiento. "Llevan ácido hialurónico y centella asiática, una planta que se usa para muchas cosas y actuaría también favoreciendo la flora vaginal normal", menciona el experto del Institut Marquès.

En última instancia, el doctor Marquès lamenta que el problema de estos tratamientos de sequedad vaginal es que deben ser crónicos, dado que esa falta de estrógenos es permanente una vez la mujer entra en la menopausia, de forma que cuando se dejan, los síntomas de la sequedad vaginal pueden volver. "Si una mujer hace un tratamiento vaginal con estrógenos, y se cansa, vuelve a la sequedad. Por lo que tener constancia en el tratamiento es bueno", señala.

En última instancia, el ginecólogo insiste en las molestias urinarias relacionadas con la sequedad vaginal porque dice que están ligadas con la falta de estrógenos y suelen ser frecuentes en estos casos. "Son importantes episodios de sequedad vaginal, las cistitis de repetición, la imperiosidad urinaria todo esto al usar estrógenos vaginales también mejora mucho", sentencia el director médico del Institut Marquès.


Lo más leído en Mujer