8 de enero de 2019

¿Puede la terapia hormonal resultar eficaz contra la artrosis de rodilla?

¿Puede la terapia hormonal resultar eficaz contra la artrosis de rodilla?
FLICKR/SIMON BLACKLEY - ARCHIVO

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un estudio a gran escala del Korea National Health and Nutrition Examination Survey (Corea del Sur), publicado en 'Menopause', muestra que las mujeres que han recibido terapia hormonal tienen una prevalencia "significativamente más baja" de artrosis de rodilla en comparación con mujeres que no han tomado hormonas.

"Usuarias anteriores y actuales de terapia hormonal tuvieron una prevalencia más baja de osteoartritis de la articulación de la rodilla, lo que sugiere que la terapia hormonal puede ser protectora" contra la afección, ha dicho la directora ejecutiva de la Sociedad Norteamericana de Menopausia, a quien pertenece la revista que ha publicado el trabajo, la doctora JoAnn Pinkerton.

"El estudio sugiere que tomar estrógenos durante la menopausia puede inhibir el daño del cartílago y reducir el deterioro de la rodilla que puede verse con rayos X", ha agregado Pinkerton.

Sin embargo, los autores han matizado que es necesaria una investigación adicional para ajustarse a otras variables como la edad y el índice de masa corporal.

Varios estudios pequeños ya habían mostrado que la terapia hormonal no sólo reduce los cambios histológicos en el cartílago implicados en la artrosis, sino que también reduce el dolor crónico.

La artrosis es el desorden músculo-esquelético más común en personas mayores y es la principal causa de dolor y discapacidad física. Causada por cambios degenerativos en las articulaciones, afecta más a mujeres que a hombres, y su incidencia es particularmente elevada durante la menopausia.

Como los estrógenos tienen un efecto antiinflamatorio en concentraciones elevados, se ha hipotetizado con que los cambios hormonales en mujeres, especialmente un decrecimiento de los niveles de estrógenos, pueden incrementar la artrosis después de la menopausia.

El tratamiento más común para la artrosis de rodilla incluye cirugía o medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, que se asocian a riesgos como complicaciones quirúrgicas o trastornos gastrointestinales.


Lo más leído en Mujer