28 de mayo de 2015

El prolapso pélvico, un desconocido para las mujeres españolas

El prolapso pélvico, un desconocido para las mujeres españolas
FLICKR PEDRO RIBEIRO SIMÕES

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

   El prolapso pélvico es una de las disfunciones de suelo pélvico más comunes entre las mujeres, ya que afecta a la mitad de quienes han tenido algún parto vaginal, pero pese a esta incidencia sólo ocho de cada 10 españolas sabe que se trata de un descenso de los órganos pélvicos causado por el fallo de sus mecanismos de soporte.

  PROLAPSO PÉLVICO

   Así se desprende de los resultados de un reciente estudio elaborado por American Medical Systems (AMS), compañía especializada en dispositivos médicos para la salud pélvica, con una muestra de algo más de mil mujeres de más de 45 años.

   En ese sentido, el estudio muestra como sólo el 20,7 por ciento de las encuestadas asegura conocer este problema, cuyos principales factores que favorecen su aparición son, además de la constitución individual de cada mujer (alteraciones del colágeno, etc), los embarazos y partos, el envejecimiento, la obesidad, el estreñimiento, el tabaquismo y las cirugías pélvicas.

   En estadios avanzados, produce grandes molestias y limitaciones en la vida de las mujeres. Desde apreciar un bulto que sobresale a través del orificio de la vagina, con importantes molestias a la hora de orinar y las consiguientes limitaciones para mantener relaciones sexuales.

   Además, acarrea importantes consecuencias psicológicas en las pacientes que la sufren, ya que ven limitada en gran medida su calidad de vida. Pese a ello, el 62,4 por ciento de las mujeres consultadas no cree que esta enfermedad pueda impedirle hacer una vida normal o sencillamente no lo sabe.

   Por el contrario, más del 20 por ciento de las mujeres considera que sí tendría molestias a la hora de orinar o tener relaciones sexuales, mientras que el 9,4 por ciento es consciente de que sufrir esta patología le cohibiría a la hora de seguir con su vida social y laboral y el 4,7 por ciento de las mismas no cree ni tan siquiera que pudiese sentarse con normalidad.

LA PREVENCIÓN, TAMBIÉN DESCONOCIDA

   Para la prevención de problemas posteriores al parto natural, los expertos recomiendan efectuar una serie de ejercicios que ayuden a fortalecer el suelo pélvico. Evitar realizar grandes esfuerzos, tales como levantar peso o estar mucho tiempo de pie, es otra de las pautas indicadas por los ginecólogos.

   En cambio, el estudio muestra como tan solo el 35,7 por ciento de las madres encuestadas había realizado algún ejercicio o actividad para fortalecer su musculatura pélvica después del parto.

   En cuanto a su tratamiento, solo el 38,8 por ciento de las mujeres que sí conocen la enfermedad está familiarizado con alguno de los tratamientos existentes para solucionarla.

   En estadios avanzados, el prolapso de órganos pélvicos también se puede tratar mediante cirugía y devolver así a las pacientes su calidad de vida. De hecho, la cirugía reconstructiva, con uso en muchas ocasiones de mallas transvaginales, presenta una eficacia superior al 85 por ciento.

EL USO DE MALLAS TRANSVAGINALES SE ESTÁ GENERALIZANDO

   Su utilización se ha generalizado en los últimos tiempos, debido a la mejoría que ha supuesto su introducción en las cirugías reconstructivas. Se trata de pequeñas mallas de polipropileno que son usadas en el curso de la cirugía reconstructiva del prolapso de órganos pélvicos, para disminuir la frecuencia de recaídas.

   El objetivo de este procedimiento es el de restablecer la función de los tejidos dañados de la paciente y así conseguir dar soporte a sus órganos pélvicos. Esta intervención es, generalmente, de muy corta estancia hospitalaria y poco invasiva.

   "No es necesario pasar por este tipo de situaciones, ya que hoy por hoy afortunadamente disponemos de diversas soluciones, tales como la cirugía reconstructiva", ha defendido Gregorio Escribano, jefe de Sección de Urología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid.


Lo más leído en Mujer