19 de febrero de 2019

Observan niveles más bajos de hierro en mujeres adolescentes donantes de sangre

Observan niveles más bajos de hierro en mujeres adolescentes donantes de sangre
PIXABAY/BOKSKAPET - ARCHIVO

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres adolescentes donantes de sangre están en riesgo de sufrir deficiencia de hierro y anemia asociada, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, que consideran que esta investigación resaltan la vulnerabilidad de los donantes de sangre adolescentes a la deficiencia de hierro asociada.

Sobre la base de estos hallazgos, los autores proponen una variedad de medidas que podrían ayudar a esta población vulnerable. Publicado en la revista 'Transfusion', el estudio muestra que se necesitan más protecciones para los donantes adolescentes;

Cada año, aproximadamente 6,8 millones de personas en los EE.UU. son donantes de sangre, según la Cruz Roja Americana, que coordina las campañas de donación de sangre en todo el país. Los adolescentes están contribuyendo cada vez más al grupo de donantes debido a las campañas de donación de sangre en las escuelas secundarias. En 2015, los adolescentes de 16 a 18 años contribuyeron con aproximadamente 1,5 millones de donaciones de sangre.

Aunque la donación de sangre es en gran medida un procedimiento seguro, los adolescentes tienen un mayor riesgo de problemas agudos y adversos relacionados con la donación, como lesiones por desmayos durante la donación, explica uno de los primeros investigadores del estudio Eshan Patel, especialista en bioestadística en el Departamento de Patología de Johns Hopkins University School of Medicine, junto con Aaron Tobian, profesor de patología, medicina, oncología y epidemiología en la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins y director de medicina de transfusión en el Hospital Johns Hopkins.

Además, agregan, la donación de sangre también puede aumentar el riesgo de deficiencia de hierro, ya que cada donación de sangre total elimina aproximadamente 200-250 miligramos de hierro del donante. Debido a que los adolescentes típicamente tienen volúmenes sanguíneos más bajos, cuando donan la misma cantidad de sangre, tienen una pérdida proporcional relativamente mayor de hemoglobina, la proteína que contiene hierro en las células sanguíneas que transportan oxígeno, y, en consecuencia, más hierro durante la donación que los adultos.

Los investigadores, recuerdan que las mujeres tienen un riesgo aún mayor de deficiencia de hierro que los hombres debido a la pérdida de sangre durante la menstruación cada mes.

Numerosos estudios han demostrado que la edad más joven, el sexo femenino y el aumento de la frecuencia de donación de sangre están asociados con niveles más bajos de ferritina en suero (un sustituto de los niveles de hierro en el cuerpo total) en las poblaciones de donantes de sangre. Sin embargo, ningún estudio con datos representativos a nivel nacional ha comparado la prevalencia de la deficiencia de hierro y la anemia asociada entre las poblaciones de donantes de sangre y las que no lo son, especialmente los adolescentes.

Con este fin, los investigadores analizaron datos nacionales de un estudio de larga duración diseñado para evaluar el estado nutricional y de salud de adultos y niños en los EE.UU. Realizado entre 1999 a 2010, este estudio incluyó colecciones de muestras de sangre, así como preguntas sobre el historial de donación de sangre en los últimos 12 meses. Los investigadores encontraron 9.647 participantes mujeres de 16 a 49 años de edad que habían proporcionado muestras e información del historial del donante de sangre. Había 2.419 adolescentes de 16 a 19 años en este grupo.

EL 10,7% DE LOS ADOLESCENTES HABÍAN DONADO SANGRE EN EL ÚLTIMO AÑO

Según estos datos, aproximadamente el 10,7 por ciento de los adolescentes habían donado sangre en los últimos 12 meses, en comparación con el 6,4 por ciento de los adultos. Los niveles medios de ferritina sérica fueron significativamente más bajos entre los donantes de sangre que entre los no donantes tanto en las poblaciones de adolescentes (21,2 frente a 31,4 nanogramos por mililitro) como en las de adultos (26,2 frente a 43,7 nanogramos por mililitro).

La prevalencia de anemia por deficiencia de hierro fue del 9,5 por ciento entre los donantes adolescentes y del 7,9 por ciento entre los donantes adultos, ambos números bajos, pero todavía significativamente mayor que la de los no donantes en ambos grupos de edad, que fue del 6,1 por ciento. Además, el 22,6 por ciento de los donantes adolescentes y el 18.3 por ciento de los donantes adultos tenían reservas de hierro ausentes.

Patel y Tobian advierten que ya existen algunas políticas y regulaciones federales para proteger a los donantes en general de la deficiencia de hierro debido a este acto altruista, como el examen de hemoglobina, un peso mínimo para donar y un intervalo de ocho semanas entre donaciones para repetir la sangre completa donación. No obstante, sugieren una suplementación oral de hierro, aumentar el intervalo de tiempo mínimo entre donaciones o donar otros productos de la sangre como plaquetas o plasma en lugar de sangre completa podría ayudar a mitigar la pérdida de hierro.

"No estamos diciendo que los donantes elegibles no deben donar. Ya hay problemas con la falta de suministro de sangre. Sin embargo, las nuevas regulaciones o estándares de acreditación podrían ayudar a que la donación de sangre sea aún más segura para los donantes jóvenes", ha señalado Tobian.


Lo más leído en Mujer