10 de febrero de 2015

Nuevos riesgos de fumar en el embarazo

Nuevos riesgos de fumar en el embarazo
GETTY//SUSLO

MADRID, 10 Feb. (INFOSALUS) -

   La exposición al tabaco durante el embarazo aumenta el riesgo de asma y alergias en el bebé y, también, aumenta el riesgo de obesidad en sus hijas y puede causar infertilidad del niño; además el tabaquismo pasivo está relacionado con aborto involuntario, muerte del bebé y riesgo de embarazo ectópico.

   A estos riesgos que la exposición al tabaco puede provocar en el bebé durante la gestación o posteriormente, se suma el confirmado en una nueva investigación que afirma que los niños que han expuestos al humo del tabaco de sus padres mientras que están en el útero están predispuestos a desarrollar diabetes en la edad adulta.

   Las conclusión más destacada es que las mujeres cuyas madres fumaron durante el embarazo eran dos a tres veces más propensas a ser diabéticas de adultas. Y los padres que fumaban mientras que su hija estaba en el útero también contribuyeron a un aumento del riesgo de diabetes de su hija, pero se necesita más investigación para establecer la magnitud de ese riesgo.

   El estudio, publicado este lunes en 'Journal of Developmental Origins of Health and Disease', ha sido realizado por investigadores de la Universidad de California en Davis (UC Davis), en Estados Unidos, y la organización no lucrativa Instituto de Salud Pública de Berkeley.

ADEMÁS MAYORES TASAS DE OBESIDAD

   "Nuestros resultados son consistentes con la idea de que la exposición gestacional a químicos del medio ambiente pueden contribuir a la salud y al desarrollo de la enfermedad", resume el autor principal, Michele La Merrill, profesor asistente de Toxicología Ambiental en la UC Davis.

   El estudio analizó los datos de 1.800 hijas de mujeres que habían participado en los Estudios de Desarrollo y Salud Infantil (CHDS, por sus siglas en inglés), un proyecto del Instituto de Salud Pública. Los CHDS reclutaron mujeres que buscaron atención obstétrica a través del Plan de Salud de la Fundación Kaiser Permanente en el Área de la Bahía de San Francisco entre 1959 y 1967. Los datos fueron recogidos originalmente para estudiar el riesgo temprano de cáncer de mama, por lo que no se tuvo en cuenta a los hijos varones.

   En estudios anteriores, la exposición fetal al humo del cigarrillo también se ha relacionado con tasas más altas de obesidad y bajo peso al nacer, pero este trabajo encontró que el peso al nacer no afectó a si las hijas de padres fumadores desarrollaron diabetes.

   "Hemos encontrado que el tabaquismo de los padres es, de por sí, un factor de riesgo para la diabetes, independiente de la obesidad o el peso al nacer. Si uno de los padres fuma, el bebé no queda protegido contra la diabetes sólo porque sea delgado", resalta La Merrill.

Para leer más


Lo más leído en Mujer