13 de agosto de 2014

Las mujeres que padecieron un cáncer cuando eran niñas tienen una peor salud sexual

MADRID, 13 Ago. (Reuters/EP) -

   Las mujeres que padecieron un cáncer cuando eran niñas tienen una peor salud sexual que aquellas que no lo sufrieron, según ha mostrado una investigación realizada por el equipo liderado por la experta del departamento de psiquiatría y ciencias del comportamiento en el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York (Estados Unidos), Jennifer S. Ford.

   Y es que, las mujeres que fueron diagnosticados en la adolescencia habían sido tratadas con radiación en el cerebro o habían dejado de menstruar a una edad más joven, lo que hizo que aumentara el riesgo de padecer en el futuro una disfunción sexual.

   "Una de las cosas más sorprendentes fue encontrar este deterioro muchos años después del tratamiento", ha comentado Ford, tras comparar las respuestas de una encuesta realizada por 2.178 mujeres que habían sido diagnosticadas con cáncer antes de los 21 años y por 408 de sus hermanas que no lo habían padecido.

LEUCEMIA Y LINFOMA DE HODGKIN

   La edad media de los supervivientes del cáncer en el momento de la encuesta fue de 29 y todos habían sobrevivido al menos cinco años. La leucemia y el linfoma de Hodgkin fueron los cánceres más comunes que las mujeres habían sufrido en su infancia.

   Después de analizar la edad, nivel educativo, estado civil, ingresos, etnia y raza en cuenta, los investigadores, cuyo estudio ha sido publicado en el 'Journal of Clinical Oncology', encontraron que casi el 30 por ciento de los sobrevivientes de cáncer no reportaron ser sexualmente activas en el mes pasado, en comparación con el 17 por ciento de sus hermanas.

   Asimismo, las mujeres que no eran sexualmente activas fueron dos veces más propensas a decir que tenían una falta de interés en el sexo, estaban demasiado cansadas o tenían un problema físico con el sexo.

   Esto se puede explicar, según los expertos, porque alrededor del 10 por ciento de ellas padecía insuficiencia ovárica, sequedad vaginal, opresión, relaciones sexuales dolorosas o sangrado vaginal. Ahora bien, prosiguen, aunque la insuficiencia ovárica no estaba vinculada a la depresión o la ansiedad, muchos problemas sexuales como la falta de interés pueden derivarse de las consecuencias emocionales de crecer en el tratamiento del cáncer.

   De hecho, los sobrevivientes de cáncer también tienden a experimentar problemas psicosexuales, pero a menudo son mayores de 60 años y por lo tanto maduran física y emocionalmente en términos de sexo. "Mi conjetura es que estamos subestimando la tasa de problemas sexuales para los sobrevivientes de cáncer. Como médicos tenemos la responsabilidad de ser cómodo hablando de esto con nuestros pacientes", ha zanjado Ford.

Para leer más


Lo más leído en Mujer