24 de enero de 2019

Las mujeres embarazadas con un trabajo por turnos tienen un mayor riesgo de crecimiento fetal reducido

Las mujeres embarazadas con un trabajo por turnos tienen un mayor riesgo de crecimiento fetal reducido
GPS IMAGEN Y COMUNICACIÓN

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres embarazadas con un trabajo por turnos tienen un mayor riesgo de crecimiento fetal reducido y un embarazo más prolongado, según ha evidenciado un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Adelaide y el Instituto de Investigación Médica y de Salud del Sur de Australia y que ha sido publicado en 'The Journal of Physiology'.

Y es que, el trabajo por turnos interfiere con los patrones normales de actividad del sueño, los tiempos de comida y la exposición a la luz. De hecho, ya se ha demostrado que los trabajadores por turnos tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y obesidad, si bien hasta ahora se desconocía los efectos que podía tener en el embarazo.

En este sentido, los investigadores han comprobado que el trabajo por turnos puede afectar la tolerancia a la glucosa de las madres al principio del embarazo, y que, además, puede alterar los ritmos circadianos maternos y el metabolismo.

Para alcanzar esta conclusión, los científicos analizaron los patrones de trabajo por turno en grupos de ovejas. Los investigadores midieron los ritmos circadianos maternos y el control de la glucosa al comienzo y al final del embarazo, y pesaron a todos los corderos al momento del parto.

La exposición a un modelo de trabajo por turnos rotativos perjudicó la tolerancia a la glucosa en las ovejas durante el embarazo temprano, al igual que en mujeres no embarazadas. Asimismo, se observó una reducción del crecimiento fetal en embarazos con un solo feto y embarazos más largos en madres con mellizos.

Esto se produjo, incluso, cuando las madres dejaron el trabajo por turnos después del primer tercio del embarazo, lo que, a juicio de los expertos, sugiere que la exposición a turnos nocturnos y diurnos rotativos, aunque solo sea al principio del embarazo, puede perjudicar el metabolismo materno y los resultados del embarazo.