15 de marzo de 2019

Las muertes maternas por cesárea son 50 veces mayores en África que en los países de altos ingresos

Las muertes maternas por cesárea son 50 veces mayores en África que en los países de altos ingresos
CARITAS - ARCHIVO

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las muertes maternas por cesárea son 50 veces mayores en África que en los países de altos ingresos, según ha evidenciado un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Ciudad del Cabo (Sudáfrica) y que ha sido publicado en la revista 'The Lancet Global Health' y en el que han participado más de 3.500 madres de 22 países africanos.

El estudio encontró que la tasa de mortalidad materna parece ser sustancialmente más alta de lo esperado, con 5,43 por cada 1.000 operaciones (basado en 20 muertes después de la cesárea, de las 3,684 madres africanas estudiadas), en comparación con 0,1 por cada 1.000 operaciones en el Reino Unido.

Una de cada seis mujeres desarrolló complicaciones durante la cirugía (17,4%), casi tres veces más que las mujeres en los Estados Unidos (6,4%). La hemorragia intraoperatoria y postoperatoria grave fue la complicación más frecuente en las mujeres de África y ocurrió en el 3,8 por ciento de las madres.

Los hallazgos resaltan la necesidad urgente de mejorar la seguridad del procedimiento, ya que las madres que tuvieron complicaciones placentarias preoperatorias, ruptura del útero, sangrado antes del parto, sangrado obstétrico severo durante la cirugía y complicaciones de la anestesia, fueron más propensas a morir después de la cesárea.

Las áreas que, a juicio de los expertos, deben abordarse incluyen la identificación temprana del riesgo (por ejemplo, riesgo de hemorragia), considerando un umbral más bajo para el uso de medicamentos utilizados para tratar la hemorragia postparto, especialmente cuando la disponibilidad de sangre es baja.

Este estudio forma parte del African Surgical Outcomes Study (ASOS), un gran estudio de cohorte que mide los resultados quirúrgicos de todos los pacientes que se sometieron a una cirugía durante un período de 7 días en 183 hospitales en 22 países de África. En el primer estudio, se encontró que las cesáreas eran la cirugía más común, y representaban un tercio de todos los procedimientos quirúrgicos.

Asimismo, una serie publicada anteriormente en 'The Lancet' también destacó que las tasas de cesáreas siguen siendo demasiado bajas en muchos países de bajos ingresos. En este sentido, en el nuevo estudio, tres cuartas partes de las cesáreas registradas se clasificaron como cirugía de emergencia (78,2%), y las madres llegaron a la cirugía con un riesgo preoperatorio ya alto debido a complicaciones relacionadas con el embarazo, incluida la preeclampsia o eclampsia (12,2%), o un mayor riesgo de sangrado preoperatorio (5,9%) debido a placenta praevia, desprendimiento de la placenta, ruptura uterina y hemorragia anteparto.

Además, el trabajo ha destacado la escasez de atención especializada disponible, la cual ascendió a un promedio de 0,7 especialistas por cada 100.000 habitantes. Los hospitales encuestados tenían un promedio de tres obstetras especializados, tres cirujanos especialistas y dos anestesiólogos especializados, y casi una de cada cuatro mujeres recibió anestesia de un no especialista.

De hecho, y dado que el 10 por ciento de las muertes registradas se produjeron después de las complicaciones de la anestesia, los autores destacan la necesidad de una anestesia más segura para las mujeres durante el parto por cesárea.

Contador