24 de marzo de 2017

La mitad de las mujeres sufrirá algún tipo de disfunción sexual en algún momento de su vida

La mitad de las mujeres sufrirá algún tipo de disfunción sexual en algún momento de su vida
PIXABAY/PUBLIC DOMAIN PICTURES

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El 52 por ciento de las mujeres y el 38 por ciento de los hombres sufrirá algún tipo de disfunción sexual en algún momento de sus vidas, sin embargo, "se cree que el porcentaje en las mujeres es mayor pero no se conoce con exactitud, ya que por vergüenza muchas no consultan o lo hace encubierto en una alteración orgánica o cambio fisiológico tipo menopausia, alteración hormonal, falta de lubricación, etc", según la especialista en ginecología y obstetricia de Quirónsalud, Dora Alb Lucano.

Por ello, desde los hospitales Quirónsalud Sagrado Corazón e Infanta Luisa han creado la Unidad de Terapia Sexual, dependiente del Equipo de Ginecología y Obstetricia que coordina Lucano, y estará ubicada en el Centro Médico Quirónsalud Los Remedios.

Así, las principales disfunciones sexuales en mujeres son el deseo sexual inhibido (37 por ciento), dispareunia y falta de lubricación (49 por ciento), vaginismo (5 por ciento), anorgasmia o la disritmia (42 por ciento); la suma supera más del 100 por ciento porque en ocasiones coexisten, o alguna de ellas es consecuencia de otra, según informan desde Quirónsalud.

En esta línea, "las causas de la disfunción sexual son tres: un 10 por ciento orgánicas, un 20 por ciento psicológicas y un 70 por ciento sociales, esto quiere decir que la mayoría están originadas por condicionantes culturales, falta de información, mal aprendizaje, mala técnica, vergüenza o miedo", ha explicado la doctora.

Sin embargo, según ha subrayado la especialista, "solo están descritas un 10 por ciento de disfunciones debidas a causas orgánicas que el ginecólogo puede ver y tratar en consulta; un 20 por ciento a problemas psicológicos vs psiquiátricos, como depresión, abuso, maltrato o trastorno bipolar, que aunque en un segundo momento se puede derivar a terapia sexual, el primer paso es un tratamiento en consulta de un psicólogo".

"El 70 por ciento restantes son disfunciones debidas a lo que se conoce como 'causas sociales', entre las que se encuentran un mal aprendizaje, una mala técnica o la aversión al sexo, entre otras, y estas últimas son las que necesitan una terapia sexual actuando en tres niveles: cognitivo, afectivo y conductual", ha añadido Lucano.

Además, la doctora ha señalado que "aplicar esta terapia por parte del ginecólogo es doblemente beneficiosa, cubre el 80 por ciento de las causas y en el marco de la terapia facilita una información exhaustiva, ya que es mayor el conocimiento anatómico de los genitales y la fisiología de la respuesta sexual humana".


Lo más leído en Mujer