16 de abril de 2014

Las madres con mayor índice de masa corporal tienen más riesgo de muerte fetal e infantil

Las madres con mayor índice de masa corporal tienen más riesgo de muerte fetal e infantil
FLIKR/ELLEN

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Un mayor índice de masa corporal (IMC) materno antes o al comienzo del embarazo se asocia con un riesgo más elevado de muerte fetal y muerte infantil, con las madres que sufren obesidad grave con mayor riesgo de tener estos resultados de su embarazo, según alerta un estudio que se publica en la edición de este miércoles de la revista 'JAMA'.

   A nivel mundial, se produjeron aproximadamente 2,7 millones de nacidos muertos en 2008. Además, se estima que cada año ocurren 3,6 millones de muertes neonatales (muerte después del nacimiento de un bebé vivo, pero antes de la edad de 28 días).

   Varios estudios han sugerido que el mayor índice de masa corporal materno antes o durante el embarazo temprano se asocia con un riesgo superior de muerte fetal, muerte perinatal (muerte fetal y neonatal precoz), muerte neonatal y mortalidad infantil, aunque no todos han encontrado una asociación significativa. Sin embargo, no se ha establecido un IMC óptimo previo al embarazo para prevenir la muerte fetal e infantil, según la información de respaldo del artículo.

   Dagfinn Aune, del 'Imperial College London', en Reino Unido, y sus colegas realizaron una revisión y un metaanálisis para examinar la asociación entre el IMC materno antes o al comienzo del embarazo y el riesgo de muerte fetal y muerte infantil. Tras una búsqueda en la literatura médica, identificaron 38 estudios que cumplían los criterios para su inclusión en el metaanálisis, con más de 10.147 muertes fetales, 16.274 partos nacidos muertos, 4.311 muertes perinatales, 11.294 muertes neonatales y 4.983 lactantes muertos.

   Los investigadores vieron que incluso un modesto incremento en el IMC materno se asoció con un mayor riesgo de muerte fetal, muerte neonatal, muerte perinatal y muerte infantil. Se observó el mayor riesgo en la categoría de mujeres con obesidad severa, de forma que las embarazadas con un IMC de 40 tenían un riesgo aproximado de entre dos y tres veces mayor frente a las mujeres con un IMC de 20.

Los autores sugieren que varios mecanismos biológicos podrían explicar la asociación encontrada en este estudio, incluyendo que el sobrepeso o la obesidad se ha relacionado con un mayor riesgo de preeclampsia, diabetes gestacional, diabetes tipo 2, hipertensión gestacional y anomalías congénitas, condiciones que han sido fuertemente vinculadas con el riesgo de muerte fetal e infantil.

Para leer más


Lo más leído en Mujer