26 de mayo de 2015

Investigan las distintas terapias hormonales

Investigan las distintas terapias hormonales
GETTY//FOTYMA

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

   La terapia hormonal (TH) se prescribe para aliviar algunos de los síntomas de la menopausia en las mujeres. Las mujeres menopáusicas son más propensas a ser diagnosticadas con la enfermedad de Alzheimer, pero no otras formas de demencia, y se ha prescrito terapia hormonal para tratar el deterioro cognitivo en las mujeres post-menopáusicas con grados variables de eficacia.

NUEVA INVESTIGACIÓN SOBRE LAS TERAPIAS HORMONALES

   Una nueva investigación de la doctora Liisa Galea, de la Universidad de British Columbia, en Vancuver, Canadá, sugiere que la forma en la que se utilizan los estrógenos en la terapia hormona y la maternidad previa podría ser fundamental para explicar por qué terapia hormonal tiene efectos diferentes.

ESTRADIOL, LA FORMA PREDOMINANTE DE ESTRÓGENOS EN MUJERES JÓVENES

   El trabajo de esta experta en mujeres y en animales muestra que una forma de estrógeno llamado estradiol, que es la forma predominante de estrógenos en las mujeres jóvenes, tiene efectos beneficiosos, mientras que la estrona, que es la forma predominante de estrógenos en las mujeres mayores, no tiene.

   Además, los efectos de la estrona también dependían de si las ratas habían sido madres: la terapia hormonal basada en la estrona dificultó el aprendizaje en ratas de mediana edad que eran madres, pero mejoró el aprendizaje en las que no lo eran, según los resultados de su trabajo presentados en la IX Reunión Anual Canadiense de Neurociencia, que se celebra este lunes en Vancuver.

   "Nuestra investigación más reciente muestra que la maternidad previa altera la cognición y la neuroplasticidad en respuesta a la terapia hormonal, lo que demuestra que la maternidad altera permanentemente el cerebro", afirma Liisa Galea.

   Esta investigadora está interesada en cómo las hormonas afectan el cerebro y el comportamiento. Se ha demostrado que la terapia hormonal tiene efectos variables en la función cerebral y la doctor Galea señala que uno de los factores que no habían recibido mucha atención fue el tipo de estrógenos utilizados en la TH.

 3 FORMAS DE ESTRÓGENOS: ESTRADIOL, ESTRONA Y ESTRIOL

EL ESTRADIOL ES EL MÁS POTENTE DE LOS ESTRÓGENOS

   Hay tres formas de estrógenos: estradiol, estrona y estriol. El estradiol es el más potente de los estrógenos y es la forma predominante en las mujeres jóvenes, mientras que la estrona es un estrógeno más débil y es el tipo predominante en las mujeres post-menopáusicas.

   Una revisión sistemática de la literatura científica publicada indica que la terapia hormonal basada en estradiol puede tener efectos más beneficiosos, mientras que la TH basada en la estrona puede tener un efecto más perjudicial sobre la cognición y el riesgo de demencia en las mujeres.

   La doctora Galea estudió cómo dos formas de estrógenos, estradiol y estrona, afectan a la neuroplasticidad, que es cómo las vías neuronales en el cerebro cambian en respuesta a diversos factores. Sus estudios se centraron en una región específica del cerebro, llamada el hipocampo, que tiene un papel importante en la memoria y la capacidad espacial, como habilidades de navegación.

   Ambas formas de estrógenos aumentaron la producción de nuevas células en una parte del hipocampo llamado el giro dentado en mujeres jóvenes. Sin embargo, sólo estradiol crónica, pero no estrona crónica, aumentó significativamente la supervivencia de estas neuronas nuevas e incrementó la expresión de zif268, una proteína implicada en la neuroplasticidad.

   Estradiol crónica, pero no estrona crónica, también mejoró el rendimiento de las ratas hembras jóvenes en una prueba de memoria y orientación llamada el laberinto de agua, en la que las ratas tienen que encontrar una plataforma sumergida en el agua que no pueden ver; confiando en las señales situadas a su alrededor para orientarse y nadar hasta la plataforma. Las ratas que recibieron la terapia hormonal basada en estradiol encontraron la plataforma significativamente mejor que las que recibieron terapia hormonal con estrona.

   Por último, la investigación anterior de Galea había demostrado que la maternidad provoca cambios en la arquitectura de las conexiones en el hipocampo, así que su equipo investigó si las diferentes formas de estrógenos podrían tener distintos efectos en ratas que habían experimentado la maternidad una vez (ratas primíparas) y las que no tenían crías (nulíparas).

   Estos investigadores encontraron que la terapia hormonal basada en la estrona mejoró el aprendizaje en ratas nulíparas de mediana edad, pero deterioró el aprendizaje en ratas primíparas de la misma edad, las cuales también mostraron una reducción en la neurogénesis y zif268, una proteína implicada en la neuroplasticidad en el hipocampo.

 ESTRONA

   Como la estrona es un componente de la forma más común de la terapia hormonal prescrita para las mujeres en Estados Unidos, estos hallazgos podrían tener implicaciones para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas relacionadas con la edad en las mujeres.

   "Las hormonas tienen un impacto profundo en nuestra mente. El embarazo y la maternidad son eventos que cambian la vida que generan marcadas alteraciones en la psicología y la fisiología de una mujer. Nuestros resultados sostienen que estos factores deben tenerse en cuenta en el tratamiento de los trastornos cerebrales en las mujeres", concluye Galea.

Para leer más


Lo más leído en Mujer