26 de marzo de 2015

Los expertos apuntan al sobrepeso, sedentarismo o renuncia a la maternidad como factores de riesgo de cáncer de mama

Terapias complementarias como musicoterapia y danza movimiento terapia son beneficiosas al reducir estrés y ansiedad de tratamientos

Los expertos apuntan al sobrepeso, sedentarismo o renuncia a la maternidad como factores de riesgo de cáncer de mama
EUROPA PRESS/GEICAM

CÓRDOBA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El 10º Simposio Internacional de Geicam, que se celebra en Córdoba capital, ha contado este jueves con la presentación del manifiesto por los hábitos en la prevención del cáncer de mama, en el que los expertos advierten de que el sobrepeso, el abandono de una dieta saludable, el sedentarismo, la renuncia a la maternidad, así como el retraso en la edad del primer hijo son factores de riesgo de cáncer de mama que condicionan actualmente el aumento de su incidencia, lo que supone 26.000 nuevos casos al año. Se estima que en España una de cada ocho mujeres sufrirá cáncer de mama a lo largo de su vida.

Según explica en una nota el doctor Juan de la Haba, del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba y miembro del comité coordinador del simposio internacional, "hay factores de riesgo que no se pueden controlar, pero se considera que aproximadamente un tercio de los de los tumores se podrían evitar mediante una modificación de los hábitos alimentarios".

Con el objetivo de concienciar a la población general sobre la importancia de la prevención, dar a conocer información sobre hábitos de vida saludable y sobre los avances en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad, el Grupo Geicam de Investigación en Cáncer de Mama con el apoyo de la Federación Española de Mujeres con Cáncer de Mama (Fecma) y la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) ha presentado en el marco del 10º Simposio Internacional de Geicam que organiza el Grupo en Córdoba, el Manifiesto por los hábitos en la prevención del cáncer de mama: 'Pequeños cambios, grandes avances'.

Cada mujer puede reducir su riesgo de forma individual con pequeños cambios en su dieta. "Existen alimentos asociados a la dieta mediterránea --rica en verduras, fruta, aceite de oliva, pescado y legumbres-- sobre los que existen notables evidencias de que pueden tener una acción protectora, es decir, podrían prevenir hasta en un 30% el riesgo de desarrollar cáncer de mama, según demostró recientemente el estudio 'epiGeicam' y otros como por ejemplo los productos grasos, carne, embutidos, dulces y bebidas azucaradas, para los que existen fuertes sospechas de que están asociados a un mayor riesgo de cáncer", explica el doctor De la Haba.

Asimismo, el ejercicio realizado de manera regular --caminar rápido durante al menos 30-45 minutos/tres veces en semana-- también ha demostrado en estudios clínicos prevenir la aparición de cáncer de mama. "Esta medida es más eficaz si la incorporamos a edades tempranas de la vida y, por supuesto, hay que eliminar otros hábitos como el tabaco y moderar el consumo de bebidas alcohólicas para prevenir este tipo de tumores", añade.

Las terapias complementarias también han resultado beneficiosas para las pacientes de cáncer de mama. "Tanto la musicoterapia --empleo de la música y sus elementos musicales-- como la danza movimiento terapia son procedimientos terapéuticos bien establecidos desde hace años. De manera general aportan soluciones eficaces a necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas presentes en la paciente diagnosticada de cáncer de mama", apunta el doctor.

De hecho, "estudios comparativos llevados a cabo en pacientes diagnosticadas de cáncer de mama y en tratamiento de quimioterapia, han mostrado que este tipo de terapias complementarias inciden favorablemente en el bienestar y mejoría de la paciente a lo largo de la sesión de quimioterapia, que se manifiesta en una mayor relajación, tranquilidad y mejora del estado de ánimo", indica, a lo que agrega que "las pacientes expresan menor sintomatología de ansiedad y depresión después de la sesión, que en el grupo que no la reciben".

En cuanto a los avances en el tratamiento de esta enfermedad, este experto añade que "junto al diagnóstico precoz, el descubrimiento de nuevas terapias contra el cáncer de mama y los avances en el desarrollo de plataformas de diagnóstico molecular más precisas, están en la actualidad contribuyendo a la mejora de las posibilidades de curación de la enfermedad".

EL PAPEL DE LAS ASOCIACIONES DE PACIENTES

Según explica el doctor Juan de la Haba, las asociaciones de pacientes cumplen una labor social muy importante con un objetivo doble, "por un lado lograr que nuestros gobernantes y administraciones presten atención a la enfermedad y provean de los recursos necesarios para su asistencia e investigación, y por otro lado son canales muy importantes y efectivos de información dirigida a la población sobre diagnostico precoz y prevención en patologías con una alta incidencia y prevalencia como es el caso del cáncer de mama".

Durante la lectura del Manifiesto, Antonia Martínez, representante de Fecma y miembro de Asamma Málaga (Asociación de Mujeres Operadas de Cáncer de Mama de Málaga), ha asegurado que "es necesario que se apueste decididamente por la investigación y la innovación, para tratar la enfermedad desde el primer diagnóstico, para evitar los efectos adversos y las peores secuelas y para afrontar las terapias con la máxima eficacia".

Asimismo, considera que "es fundamental que las Administraciones se impliquen y se comprometan con las políticas de prevención", al tiempo que confía en que este documento "sea un punto de partida para lograr con pequeños cambios, grandes avances".

Por su parte, el doctor José Antonio Borrego, presidente técnico de la Junta Provincial de Córdoba de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), afirma que se suman "a iniciativas como éstas con el fin de contribuir a la información y concienciación sobre la importancia creciente que tiene la adopción de hábitos de vida saludables a lo largo de toda la vida para prevenir diferentes tipos de cáncer".

Además, "en el caso del cáncer de mama es importante señalar los avances conseguidos también gracias a la detección precoz, a través de los programas de cribado poblacional, y a la investigación", ha subrayado.

Y añade, "para la AECC una de las claves para llegar más y mejor frente al cáncer es la unión de todos aquellos que trabajamos por reducir el impacto del cáncer en nuestra sociedad. Colaborando con las sociedades médicas, los grupos de investigación, las asociaciones de pacientes y la administración sanitaria podemos extender mensajes y acciones que promuevan la prevención del cáncer y apoyar y acompañar a las personas diagnosticadas de cáncer de mama y a sus familias desde el primer momento, sin olvidar el papel que las asociaciones también podemos desarrollar en el fomento de la investigación oncológica".

Para leer más


Lo más leído en Mujer