11 de febrero de 2019

El estrés, el sedentarismo y la mala alimentación, entre los principales impedimentos para conseguir un embarazo

El estrés, el sedentarismo y la mala alimentación, entre los principales impedimentos para conseguir un embarazo
AVA - ARCHIVO

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Según el último estudio 'Conocimiento y hábitos de fertilidad de las mujeres' con motivo del Día Europeo de la Salud Sexual que tiene lugar el 14 de febrero, uno de los factores que más dificulta la posibilidad de concebir en la pareja es el estrés.

El estudio fue realizado a 1.300 mujeres de entre 18 y 50 años en junio de 2018. En él se demostró que el sedentarismo y la alimentación son otros factores que afectan a la fertilidad. "Una dieta saludable y equilibrada es de suma importancia y se estima que hasta el 12% de la infertilidad primaria es consecuencia de problemas relacionados con el peso. Por ello, conocer los buenos hábitos de vida que contribuyen a mejorar la fertilidad", asegura la doctora Victoria Verdú, coordinadora de Ginecología de la clínica Ginefiv.

La natalidad en España actualmente está en su peor momento, recuerdan los expertos. En 2018 se registró el número más bajo de nacimientos desde 1941, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Uno de los factores que influyen la baja tasa de natalidad es la edad en que las parejas tienen su primer hijo, que se retrasa cada año.

Esto trae consecuencias, tanto para el bebé como para la madre. La mayoría de las mujeres encuestadas consideran los 40/45 años como límite para tener hijos, aunque lo cierto es que a partir de los 35 años las posibilidades de concebir disminuyen notablemente. "La edad de la futura madre es el condicionante principal y puede conllevar complicaciones, como el aumento de las probabilidades de que el
bebé padezca Síndrome de Down o de que se produzcan abortos de repetición durante el embarazo", afirma Victoria Verdú.

Con este estudio también se llega a la conclusión de que la mayoría de las mujeres no se realizan un estudio de la reserva ovárica, lo que conlleva el desconocimiento de la capacidad reproductiva.

Contador