4 de agosto de 2020

Durante el embarazo, la cerveza mejor sin alcohol

Durante el embarazo, la cerveza mejor sin alcohol
Lactancia Materna - GETTY//CLAUDIODIVIZIA - ARCHIVO

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ingesta de alcohol durante el periodo de lactancia puede implicar efectos perjudiciales graves en la salud del niño, según han resaltado la Asociación Española de Matronas y Cerveceros de España con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra del 3 al 9 de agosto.

Así, estas organizaciones recomiendan la opción de cerveza sin alcohol durante el periodo de lactancia. Aunque hay una concienciación social generalizada en torno al consumo de alcohol durante el embarazo, en España el 42 por ciento de las mujeres reconoce haber consumido alcohol durante la gestación dentro de un contexto social.

La posibilidad de generar retrasos en el crecimiento, una reducción de la capacidad cognitiva del recién nacido, o un menoscabo del razonamiento no verbal del bebé, son algunos de los riesgos del consumo de alcohol en este periodo.

Esta preocupación disminuye tras el nacimiento y en muchas ocasiones no se tiene en cuenta que la lactancia continúa siendo un periodo decisivo en el desarrollo del niño. Además, algunas no son conscientes de que a través de la leche materna se transmite todo lo que se ha ingerido al bebé. Por esta razón, estas organizaciones resaltan que "es de vital importancia una labor de concienciación para las madres lactantes acerca de esta incompatibilidad entre el consumo de alcohol y el periodo de lactancia".

Entre algunas consecuencias, se encuentran la reducción de la capacidad cognitiva del bebé, la posible generación de retrasos en el crecimiento, un menoscabo en el razonamiento no verbal (comparado al resto de niños cuyas madres no han consumido alcohol o cerveza sin durante la lactancia) o una disminución en el reflejo de bajada de la leche materna, implicando que el niño adquiera menos leche materna durante las tomas.

Además, según Lucía Moya Ruiz, matrona y vocal de la Asociación Española de Matronas, "el consumo de alcohol durante la lactancia puede cambiar el sabor de la leche, dándole así un menor aporte nutricional al bebe del que necesita para poder desarrollarse satisfactoriamente".

La lactancia materna es altamente beneficiosa por sus propiedades y facultades para prevenir enfermedades, proporcionando así una nutrición óptima para el bebé. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna como la alimentación ideal para un recién nacido hasta los seis meses de vida. Además, se recomienda que las madres en esta etapa sigan unas pautas de alimentación saludable e hidratación correcta.

Por un lado, debe cumplimentarse una dieta equilibrada. Lucía Moya Ruiz afirma que "las madres lactantes deben consumir, entre dos y tres veces al día, verduras, frutas y hortalizas que aportarán vitaminas hidrosolubles, fibra y multitud de compuestos antioxidantes con beneficios adicionales para la salud".

Por otro lado, tampoco puede pasarse por alto el cuidado de una hidratación constante debido a la necesidad de incrementar el líquido para una correcta lactancia, siendo el agua la mejor opción a pesar de haber otras opciones como las infusiones, leche o incluso la cerveza sin alcohol.

Teniendo en cuenta todas estas variables, concluye que para evitar todos estos problemas y que las madres no tengan que privarse de disfrutar de un consumo responsable en un contexto social, la mejor alternativa es consumir la cerveza sin alcohol.


Lo más leído en Mujer