3 de agosto de 2020

Cuándo el flujo vaginal no es normal y por qué

Cuándo el flujo vaginal no es normal y por qué
Mujer sosteniendo un salvaslip. - YAKOBCHUKOLENA/ISTOCK - ARCHIVO

MADRID, 3 Ago. (EDIZIONES) -

El flujo vaginal es una secreción que se produce en la vagina de toda mujer y de forma natural desde la pubertad. En condiciones normales, las secreciones vaginales son inodoras, de color claro o transparente, de consistencia viscosa, homogéneas y tienen un pH ácido, inferior a 4,5.

Así lo explica la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) quien mantiene que están compuestas por moco proveniente del cuello uterino, secreciones transudadas a través de la pared vaginal y su cantidad y aspecto pueden variar con la edad, la fase del ciclo menstrual, la excitación y la actividad sexual, así como los anticonceptivos o el embarazo.

"Cuando se produce una infección vaginal, las características de la secreción vaginal cambia, haciéndose más abundantes, con mal olor, de color blanco, amarillo o pardo", reseña la sociedad científica española, al mismo tiempo que recuerda que el análisis de esta secreción es una prueba diagnóstica utilizada frecuentemente en las consultas de ginecología ante la sospecha de una infección vaginal.

En esta línea, en una entrevista con Infosalus el doctor Juan Vidal Peláez, jefe de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional de Madrid, recuerda que el flujo vaginal debe ser ligeramente blanquecino aunque casi inodoro, "se dice que es un olor especial", y cambia a lo largo del ciclo menstrual, ya que va en aumento hasta el día de la ovulación, alrededor del 14 día después de la regla.

"Ese día el flujo es abundante y más líquido y en los días siguientes disminuye de cantidad pero aumenta la consistencia", explica. A su vez, este experto menciona que, con los años el flujo cambia y va disminuyendo en cantidad a partir de los 40 años hasta la menopausia, una etapa en la vida de toda mujer que tiene lugar en torno a los 50 años. "Es el momento en el que cesan las reglas, y el flujo se produce cada vez en menor cantidad, lo que origina sequedad vaginal", agrega la especialista.

Sobre las causas de un flujo vaginal anormal, el doctor Vidal Peláez mantiene que suelen ser razones infecciosas, hormonales, o tumorales. "Las más frecuentes de las infecciosas son las infecciones por hongos; mientras que entre las razones hormonales, el mal funcionamiento de los ovarios, incluyendo a veces los anovulatorios; y en el caso de las tumorales, el cáncer de cuello o el cáncer de endometrio son las principales", explica el ginecólogo.

Durante el embarazo, otra etapa en la vida de la mujer, el flujo vaginal también cambia, según reconoce el jefe de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional de Madrid, y es abundante debido a la cantidad de hormonas que produce la placenta.

¿CÓMO SABER SI MI FLUJO VAGINAL ES EL IDÓNEO?

Así con todo el doctor Vidal Peláez mantiene que es casi imposible que se dé en una mujer la cantidad idónea de flujo. Según considera, "lo importante es que no produzcan molestias por un exceso de flujo" en la mujer, algo que obliga a muchas a cambiar con frecuencia de salva-slip, o por el contrario, que éste sea muy escaso, dificultando así las relaciones sexuales.

"Para resumir diremos que el flujo vaginal es algo fisiológico en el organismo de la mujer y que aumenta en el momento de la ovulación y durante las relaciones sexuales, favoreciendo la lubrificación, y haciéndolas más placenteras dichas relaciones", remarca el jefe de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional de Madrid.

Finalmente, este especialista de Quirónsalud destaca que cuando la mujer se excita sexualmente por cualquier causa es normal que se produzca un aumento en su flujo vaginal, algo que incluso puede provocarles la sensación de estar mojadas.


Lo más leído en Mujer