Casi la mitad de las mujeres mayores de 50 años tienen incontinencia urinaria

Casi la mitad de las mujeres mayores de 50 años tienen incontinencia urinaria
2 de noviembre de 2018 PIXABAY / SKULLMAN

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

Aproximadamente la mitad de las mujeres mayores de 50 años tienen incontinencia urinaria, según una encuesta nacional estadounidense, la 'National Poll on Healthy Aging', realizada por la Universidad de Michigan (Estados Unidos) a 1.027 mujeres entre los 50 y los 80 años mediante un cuestionario 'on line'.

En concreto, han declarado tener incontinencia el 43 por ciento de las mujeres que se situaban en los 50 años y al principio de la década de los 60; por su parte, el 51 por ciento de las mujeres de 65 y en adelante han asegurado padecer este problema.

"La incontinencia urinaria es una afección común que no se puede detectar de forma rutinaria en la Atención Primaria, pero puede afectar la calidad de vida y la salud de la mujer y, por lo general, se puede tratar. No es una parte inevitable de la edad y no debería pasarse por alto", ha indicado la investigadora de la encuesta, la urinoginecóloga Caroly Swenson.

De hecho, de las mujeres que declararon padecer incontinencia, el 41 por ciento la describe como un problema mayor o un problema, y un tercio de las personas con la afección experimentó un episodio de fuga casi todos los días. Además, a casi la mitad de ellas les preocupa que la incontinencia empeore a medida que envejecían.

Los desencadenantes más comunes para sufrir un escape fueron toser o estornudar para el 79 por ciento de las mujeres, además de tratar de llegar al baño a tiempo, que experimentó el 64 por ciento de las mujeres. El 49 por ciento dijo que la orina se había filtrado cuando se reían y el 37 por ciento dijo que había ocurrido cuando hacían ejercicio.

En este sentido, la encuesta también arroja que dos tercios de estas mujeres nunca han hablado con su médico de este problema. En concreto, las mujeres mayores de 65 años son más propensas a haber hablado con un médico acerca de su incontinencia que una mujer joven, que explicaron sentirse avergonzadas por ella o pensar que es un problema. Además, el 22 por ciento dijo que no pensaba que la pérdida de orina fuera un problema de salud, por lo que no lo consultó con el doctor.

"Lo último que una mujer mayor debería hacer es evitar hacer ejercicio o no ser capaz de disfrutar de otras actividades que pueden hacer su vida más llevadera", ha explicado el director de la encuesta, Preeti Malani. "Esperamos que estos resultados ayuden a estimular las conversaciones entre las mujeres y sus proveedores de atención médica, para que las actividades no sean limitadas", ha agregado.

ESTRATEGIAS PARA AFRONTAR LA INCONTINENCIA

La encuesta también ha reservado un espacio para preguntar a las mujeres cómo afrontan la incontinencia urinaria. El 59 por ciento dijo utilizar compresas o ropa interior especiales; el 16 por ciento había reducido la cantidad de líquido que bebían y el 15 por ciento dijo que había cambiado su forma de viestir para ocultar los accidentes en caso de que los hubiera.

En este contexto, sólo el 38 por ciento había hecho ejercicios de Kegel, que implican apretar y liberar los músculos del suelo pélvico y que pueden ser un tratamiento efectivo cuando se realizan de manera correcta y sistemática, especialmente como parte de la fisioteraia del piso pélvico con un fisioterapeuta especializado.

"Es sorprendente y desalentador ver que muchas mujeres parecen creer que la incontinencia es sólo una parte normal del envejecimiento, porque no lo es. Muchas mujeres limitan innecesariamente sus actividades diarias y no disfrutan de la vida por completo debido a una condición que a menudo se puede remediar", ha abundado la vicepresidente sénior de la investigación, Alison Bryant.

Contador