31 de julio de 2015

¿Por qué algunas madres no alimentan con leche materna a sus bebés?

¿Por qué algunas madres no alimentan con leche materna a sus bebés?
TWITTER

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las malas posturas, las prisas, los horarios y la falta de estimulación en las mamas son las causas principales de que muchas mujeres no pueden dar el pecho a sus hijos y no por insuficiencia de leche o hipogalactia, según apunta la neonatóloga del Hospital Nuestra Señora del Rosario de Madrid, la doctora Leticia Ruiz, con motivo de la 'Semana Mundial de la Lactancia Materna' que se celebrará la próxima semana.

Los beneficios de la leche materna son conocidos por casi todas las mujeres por ser el alimento más beneficioso para los recien nacidos porque les aporta toda la energía y nutrientes que necesitan hasta los seis meses y que puede continuar administrándose de manera complementaria hasta los dos años.

Además, está demostrado que dar el pecho mejora el desarrollo sensorial y cognitivo del niño y le aporta la inmunidad de la madre, lo que mejora la inmunidad del menor en el futuro y previene de muchas enfermedades que pueden contraer en la infancia.

También es beneficioso para la madre porque reduce las posibilidades de desarrollar cáncer de mama u ovarios, así como establece un vínculo especial entre ellos; y económicamente ayuda a las familias a ahorrarse un dinero en fórmulas artificiales.

La doctora ante los problemas de algunas madres en dar el pecho a sus hijos recomienda que busquen un sitio cómodo y tranquilo y siempre con una buena postura para que tanto ellas como los bebés estén a gusto. El recien nacido debe tener su espalda y su cabeza bien alineado para facilitarle la succión-deglución y quizá sea necesario para la madre estimular el pecho con masajes circulares o calor para que salga la leche materna.

El bebé debe de comer cada tres horas porque no solo recibe alimento, sino también hidratación. La doctora recuerda que las tomas se deben de ofrecer los dos pechos lo que hace que en el segundo tomen menos, así que en la siguiente toma deben de empezar por este último y en el caso de que sobre mucha leche la doctora recomienda extraerla y guardarla en la nevera durante 24 horas o seis meses en el congelador.

Lo más importante según la doctora es disfrutar con este proceso. "Son momentos únicos e irrepetibles que solo tienen el privilegio de experimentar las mujeres que son madres", señala Ruiz.


Lo más leído en Mujer