28 de enero de 2015

Unas 250 mujeres con VIH reciben leche maternizada gratis para prevenir la transmisión del virus a sus hijos

Unas 250 mujeres con VIH reciben leche maternizada gratis para prevenir la transmisión del virus a sus hijos
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 250 mujeres con VIH han recibido leche maternizada gratuita para la prevención de la transmisión del virus a sus bebés, gracias al Proyecto Cortesía, para el que ha colaborado la biofarmacéutica AbbVie, que asegura la alimentación adecuada y segura del recién nacido durante sus seis primeros meses de vida.

La iniciativa, impulsada en 2011 por Luis Fernando López Cortés, de la Unidad Clínica de Enfermedades Infecciosas, Microbiología y Medicina Preventiva del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, ha permitido que 250 niños hayan sido alimentados con más de 6.000 botes de leche de fórmula maternizada, y "durante 2014 100 nuevas madres han podido alimentar a sus bebés de forma segura".

"El crecimiento de este proyecto ha sido progresivo y ha tenido una acogida cada vez mejor", afirma López Cortés, quien recuerda que en sus inicios fueron cinco hospitales los que activaron el proyecto para incluir a las mujeres con VIH que daban a luz en el centro. "A día de hoy, ya contamos con casi 50 centros participantes con previsiones de seguir aumentando, de manera próspera, la lista", agrega.

Según los expertos de GeSIDA, compañía que avala el proyecto, la transmisión de madre a hijo representa entre el 15 y el 30 por ciento de los casos de infección de VIH en el mundo, siendo hoy la lactancia materna una de las principales vías de transmisión vertical en los países sin recursos económicos.

Asimismo, mientras que la transmisión durante el embarazo y parto "han disminuido considerablemente a menos del uno por ciento con la administración de terapia antirretroviral y medidas de profilaxis", la trasmisión vertical del VIH durante la lactancia ocurre entre en un 10 y un 16 por ciento de los recién nacidos no infectados. "Este riesgo puede prevenirse por completo evitando la lactancia", apuntan.

"Hay que dar un mensaje en positivo a todas las mujeres con VIH que quieran ser madres, ya que se ha avanzado mucho en este sentido y no existe apenas posibilidad de transmisión si las gestantes realizan un buen control durante el embarazo y el parto", declara López Cortés aclarando que "la calidad de la leche artificial es muy buena para el correcto desarrollo del bebé".

Para leer más


Lo más leído en Mujer