18 de enero de 2019

Viviendas adaptadas para mayores, esto es lo que debes saber

Viviendas adaptadas para mayores, esto es lo que debes saber
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / SILVIAJANSEN

MADRID, 18 Ene. (EDIZIONES) -

Es vital cuidar de los detalles, especialmente de los relativos al mobiliario, en las casas donde viven personas de edad avanzada. El objetivo principal debe ser evitar una caída, ya que ésta puede lastrar su calidad de vida de una manera insospechada y agravar considerablemente su situación general.

"Hay personas mayores con enfermedades cuya situación ya pensamos que es muy mala pero ésta puede empeorar si hay un descuido y tiene lugar una caída. A estas edades es frecuente la fractura de cadera, aunque una caída puede conllevar un agravamiento de la situación general del anciano. Por ello, la prevención es lo mejor. Es importante y las personas mayores son las más frágiles", remarca en una entrevista con Infosalus el médico de familia Javier Dols Juste.

Con motivo de la publicación de 'Tu mejor medicina eres tú' (Zenith), el experto recuerda que las personas mayores, además, tienen peor visibilidad, así como una pérdida de audición constatada, así como alteración del equilibrio, o peores reflejos, por lo que "lo tienen más fácil para caerse".

"Cualquier precaución es poca con las personas mayores, como con los niños. Según estadísticas, el 50% de los mayores de 80 años se caen al menos una vez al año, y los que se caen tienen 2-3 veces más probabilidades de volverse a caer en el año siguiente. Intentemos que no ocurra con nuestros familiares", señala el doctor Dols.

Según reconoce, el consejo de quitar alfombras o clavarlas en el suelo es tan conocida "como difícil de hacer". "Se ponen mil excusas para justificar no hacerlo. Pero ahí están las estadísticas que lo incluyen como una causa de fracturas de cadera", subraya.

Así con todo, enumera otros 10 consejos, a su juicio, útiles para evitar en la medida de lo posible las caídas en las personas de edad avanzada:

.- Poner barras en el baño o la ducha y junto al váter, por si pierde el equilibrio.

.- Tener una silla de ducha donde poder hacer el aseo de forma segura.

.- Quitar de encima del lavabo los armaritos con puertas abatibles. "Mi padre sangró dos veces por levantar la cabeza al estar la puerta abierta", advierte Dols.

.- Tener mucho cuidado con los suelos mojados, por posibles resbalones.

.- Llevar calzado que sujete el pie, con una suela de goma que no resbale. Las zapatillas de casa habituales se salen fácilmente.

.- Recoger los cables del suelo ya que representan una fuente habitual de tropiezos.

.- Por las noches dejar una luz tenue para que tengan una referencia de dónde están los muebles. "No vale decir que si se levanta encienda la luz, porque a veces se levantan entre sueños y no se acuerda de encenderla.

.- Ponerle cerca objetos que pueda necesitar: teléfono, luz, gafas o agua, por ejemplo.

.- Controlar el pulso periódicamente. Si es irregular llevarlo al médico.

.- Mucho cuidado con los atragantamientos. Evitárselos en lo posible y aprender la maniobra de Heimlich. En Japón ya hay comida a prueba de atragantamientos que sabe como el alimento real. Cada año muere más gente por asfixia que por accidentes de tráfico.

CONSEJOS PARA CASAS DE ANCIANOS CON ANDADORES Y SILLAS DE RUEDAS

Asimismo, desde la Sociedad Española de Medicina Geriátrica (SEMEG) recuerdan que en 2017 vio la luz un informe realizado desde el Centro Común de la Universidad de Harvard para el Estudio de Viviendas, que alertaba de que menos del 10% de las personas mayores en Estados Unidos vivían en casas equipadas con las características básicas para mejorar su accesibilidad: entradas sin escalones y pasillos o puertas necesarias para personas con sillas de ruedas o andadores".

Así, aporta un listado para solucionar los problemas más comunes en las personas de la tercera edad con movilidad reducida:

- Deben colocarse rampas en las puertas de acceso a las viviendas.

- Puertas: Deben ser de 86 a 89 centímetros de ancho para permitir un fácil acceso.

- Las personas en sillas de ruedas tienen un alcance de 60 a 71 centímetros. Eso significa que no serán capaces de alcanzar los objetos en los gabinetes sobre los mostradores de cocina o lavabos de baño.

- Los enchufes eléctricos deberán ser elevados a unos 45-46 centímetros de su altura habitual y a unos 35 centímetros los interruptores de luz en las paredes.

- Los frigoríficos con puertas de lado a lado son preferibles a los de las zonas del congelador en la parte inferior o en la parte superior.

- Es necesaria una lavadora de carga frontal de lado a lado para permitir un fácil acceso.

- Ducha con pasamanos y asiento de ducha. Se aconsejan, incluso, barras de agarre y baldosas de piso antideslizante alrededor del inodoro.

- Un soporte de papel higiénico móvil será mejor que una unidad basada en la pared para alguien con artritis que tiene problemas para extender un brazo hacia los lados.

"El estudio considera que, realmente, no se necesita mucho esfuerzo o gasto para diseñar casas o apartamentos adaptados para las personas mayores con movilidad reducida", según sentencia la SEMEG.

Contador

Lo más leído