1 de abril de 2016

¿Puede asociarse el deterioro cognitivo a una peor salud bucodental?

¿Puede asociarse el deterioro cognitivo a una peor salud bucodental?
PIXABAY

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Univerrsidad de Duke en Durham (Estados Unidos) han descubierto que no existe todavía evidencia científica suficiente que vincule el deterioro cognitivo con una peor salud bucodental pese a que en muchos casos ambos factores están relacionados, tras una revisión de estudios que publica el 'Journal of the American Geriatrics Society'.

Ambos factores, tanto los problemas de salud bucodental como las enfermedad neurodegenerativas, están aumentando sus cifras, y se estima que hasta un 36 por ciento de los mayores de 70 años sufre algún tipo de discapacidad cognitiva.

Esto ha llevado a varios investigadores a buscar una relación entre la salud oral y el estado cognitivo en las personas mayores, dado que hay datos que sugieren que "la frecuencia de problemas bucodentales aumenta significativamente con el deterioro cognitivo, en especial en pacientes con demencia", según Wu Bei, autor del estudio.

"Muchos de los factores que se vinculan a una mala salud oral, como una mala alimentación o enfermedades sistémicas como la diabetes o enfermedades cardiovasculares, también se asocian a una mala función cognitiva", ha reconocido este experto.

Por ello, para buscar esta relación Wu y su equipo analizaron los datos de numerosos estudios transversales y longitudinales publicados entre los años 1993 y 2013.

Aunque algunos estudios han encontrado que algunos factores de la salud bucodental como el número de dientes, muelas o la incidencia de la enfermedad periodontal se asocia a un mayor riesgo de deterioro cognitivo, los autores reconocen que otros trabajos no pudieron confirmar tal relación, bien por limitaciones o contradicciones observadas.

"No hay suficiente evidencia hasta la fecha para concluir que existe una relación causal entre la función cognitiva y la salud oral", ha aseverado Wu, que para futuras investigaciones recomienda que los investigadores usen "muestras más grandes y representativas de la población y datos de análisis más sofisticados".