30 de marzo de 2015

Pacientes con fractura de cadera están infratratados para la osteoporosis

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores en Ontario, Canadá, calcularon la proporción de residentes de alto riesgo en centros de cuidados a largo plazo (LTC, por sus siglas en inglés) que estaban recibiendo medicamentos para la osteoporosis y suplementos de vitamina D según su categoría específica de alto riesgo. Según sus resultados, presentados en el Congreso Mundial de Osteoporosis, Osteoartritis y Enfermedades Musculoesqueléticas que se celebra en Milán, Italia, los pacientes con fractura de cadera en cuidados a largo plazo son menos propensos a recibir tratamiento para la osteoporosis.

   Evaluaron los datos de 6.862 residentes de 50 hogares de cuidados de larga duración en la provincia, de los cuales, 2.949 (49 por ciento) fueron considerados de alto riesgo. Sobre la base de las directrices para la osteoporosis, fueron identificados como de alto riesgo los individuos que tenían al menos una fractura de la columna/cadera, dos o más fracturas no vertebrales ni de cadera, que actualmente están tomando corticosteroides o habían sido diagnosticados previamente con osteoporosis.

   En general, hubo un marcado tratamiento insuficiente de los pacientes en todas las categorías de alto riesgo. Se encontró que los residentes con fracturas de la columna anteriores, seguidos de los residentes que estaban tomando corticosteroides fueron los más propensos a recibir la terapia con medicamentos, mientras que los pacientes que habían sufrido una fractura de cadera eran menos propensos a recibir tratamiento.

   Los porcentajes de pacientes de alto riesgo que reciben terapia con fármacos para la osteoporosis fueron: 47 por ciento de las personas con fractura de la columna anterior; 34 por ciento de los de fractura de cadera anterior; 38 por ciento de los que tienen dos o más fracturas no de cadera ni vertebrales; 43 por ciento de los que estaban tomando glucocorticoides y 41 por ciento de los que tenían un diagnóstico de osteoporosis. El 77 por ciento de los pacientes de alto riesgo estaban en tratamiento con vitamina D (800 mg/día o más).

   "El estudio muestra que hay una brecha de tratamiento significativa en todas las categorías de pacientes de alto riesgo, todos ellos con una fractura previa o en alto riesgo por los glucocorticoides o con un diagnóstico de osteoporosis. Es interesante que las personas con fractura de cadera anterior son los que tienen menos probabilidades de recibir tratamiento", afirma el doctor George Ioannidis, investigador del Centro GERAS y la Universidad McMaster, Estados Unidos.

   "Esta brecha en el cuidado pone de relieve la importancia de la elaboración de directrices para esta población de alto riesgo", añade. La brecha de atención identificada en este estudio canadiense refleja hallazgos similares en todo el mundo.

   Las fracturas de cadera, que afectan principalmente a los ancianos, están entre las más debilitantes y potencialmente mortales de las fracturas osteoporóticas: muchos pacientes con fractura de cadera nunca recuperan su nivel de funcionamiento previo y, en consecuencia, requieren atención a largo plazo. Sin tratamiento para la osteoporosis, el riesgo de más fracturas de cadera potencialmente más devastadoras es alto.