25 de junio de 2019

Observan una sustancia en el cerebro que protege las neuronas de la demencia

Observan una sustancia en el cerebro que protege las neuronas de la demencia
Esta imagen muestra capilares en un cerebro de ratón. Los pericitos están marcados con una proteína roja fluorescente.A. M. NIKOLAKOPOULOU - ZLOKOVIC LAB

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad del Sur de California (UCS) han descubierto una sustancia secreta en el sistema vascular del cerebro que preserva las neuronas necesarias para mantener a raya la demencia y otras enfermedades.

El hallazgo, en un modelo de ratón del cerebro humano, se centra en células específicas llamadas pericitos y revela que desempeñan un papel hasta ahora desconocido en la salud cerebral. Esta células secretan una sustancia que mantiene las neuronas vivas, incluso en presencia de vasos sanguíneos con fugas que ensucian la materia cerebral y producen un deterioro cognitivo.

El estudio, que publica la revista 'Nature Neuroscience', ayuda a explicar la cascada de problemas que conducen a la neurodegeneración después de un accidente cerebrovascular o una lesión cerebral traumática, así como en enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson, y sugiere una estrategia potencial para la terapia.

"Lo que esta investigación muestra es que si pierdes estas células vasculares, comienzas a perder neuronas. El vínculo con la neurodegeneración en realidad no estaba tan claro antes", explica el autor principal Berislav Zlokovic, director del Instituto Neurogenético Zilkha de la Escuela de Medicina Keck de la USC.

El descubrimiento se produce en un momento en que los científicos comienzan a entender la enfermedad de Alzheimer como resultado de múltiples procesos que comienzan mucho antes de que comience la pérdida de memoria. Muchos investigadores están cambiando su enfoque de las placas amiloides que se acumulan en el cerebro más adelante en la vida hacia otros objetivos anteriormente en la línea de tiempo.

Zlokovic, por ejemplo, estudia las capas de células que forman los vasos sanguíneos en el cerebro. Su investigación anterior muestra que cuanto más permeables sean los capilares cerebrales de una persona, mayor es la discapacidad cognitiva que tienen.

Para este nuevo experimento en ratones, Zlokovic se centró en los pericitos en los vasos sanguíneos del cerebro. Los pericitos ayudan a regular el flujo de sangre y mantienen las paredes de los vasos sanguíneos selladas firmemente. Cuando los investigadores eliminaron artificialmente los pericitos, observaron una rápida degeneración de la barrera hematoencefálica, una desaceleración del flujo sanguíneo y la pérdida de células cerebrales.

Para comprender mejor el papel de los pericitos, los científicos infundieron a los ratones una proteína o factor de crecimiento secretados por los pericitos en el cerebro y no se encuentran en ninguna otra parte del cuerpo. Encontraron que, incluso con los pericitos eliminados artificialmente, el factor de crecimiento protegía las neuronas y las células cerebrales no morían. Los resultados persistieron incluso con un flujo sanguíneo constreñido.

Debido a que estos pericitos están implicados en muchas enfermedades, como la enfermedad de Huntington, el Parkinson, los accidentes cerebrovasculares, los traumatismos cerebrales y la esclerosis lateral amiotrófica, la investigación ofrece interesantes posibilidades de investigación adicional. "Esto abre una visión completamente nueva de la posible patogénesis de la enfermedad de Alzheimer", concluye Zlokovic.

Contador

Lo más leído