13 de enero de 2021

Nuevos estudios apoyan un análisis de sangre para la detección temprana del Alzheimer

Nuevos estudios apoyan un análisis de sangre para la detección temprana del Alzheimer
La acumulación de hierro en el cerebro está relacionada con el deterioro cognitivo en pacientes con Alzheimer. - RADIOLOGICAL SOCIETY OF NORTH AMERICA - ARCHIVO

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Gotemburgo (Suecia) han aportado pruebas convincentes de que un análisis de sangre desarrollado puede detectar la enfermedad de Alzheimer en sus primeras etapas y seguir su curso, lo que tiene importantes repercusiones para un posible uso en la práctica clínica y en los ensayos.

Tras décadas de investigación, ahora sabemos que los problemas de memoria relacionados con la enfermedad de Alzheimer son solo la punta del iceberg de los procesos degenerativos subyacentes en el cerebro que se han ido desarrollando silenciosamente durante años o incluso décadas.

Estos procesos son el resultado de la agregación anormal de las proteínas amiloide y tau en el cerebro. Hasta hace poco, solo era posible detectar estos agregados de proteínas en los cerebros de los pacientes fallecidos en la autopsia.

Sin embargo, los recientes avances en la investigación han permitido la detección precisa de la patología del amiloide y la tau en el cerebro con métodos de imagen y en el líquido cefalorraquídeo de los individuos vivos. Estos métodos actuales de los llamados biomarcadores son caros, invasivos o solo están disponibles en centros especializados; por lo tanto, sólo una fracción de los pacientes que sufren la enfermedad se benefician actualmente de estos avances.

Un biomarcador accesible, asequible y mínimamente invasivo para la enfermedad de Alzheimer revolucionaría la atención de los pacientes en todo el mundo, y también impulsaría el desarrollo de nuevos medicamentos para esta enfermedad que actualmente sigue siendo incurable.

En 2020, estos investigadores descubrieron ese biomarcador: un análisis de sangre barato capaz de detectar la presencia de la proteína tau fosforilada (p-tau181), uno de los principales rasgos distintivos de la enfermedad de Alzheimer. Tres artículos científicos recientes del mismo grupo de estudio se centran ahora en el rendimiento diagnóstico de este marcador sanguíneo y en cómo cambia con el tiempo durante el envejecimiento saludable y durante la enfermedad.

Los autores demostraron un gran potencial para que el análisis de sangre prediga y monitorice la progresión de la enfermedad de Alzheimer en un estudio sin precedentes que comprende más de 1.100 sujetos de la Iniciativa de Neuroimágenes de la Enfermedad de Alzheimer (ADNI), a los que se ha hecho un seguimiento durante varios años.

En un artículo publicado en la revista científica 'Brain', los investigadores analizaron las muestras de sangre de los participantes adquiridas a diferentes edades para construir la trayectoria temporal de los niveles de p-tau181 en la sangre a lo largo del curso de la enfermedad. Así, encontraron que su novedoso análisis de sangre podía detectar anormalidades en los niveles de p-tau181 varios años antes del comienzo de la pérdida de memoria, lo que sugiere un enorme potencial para la detección temprana de la enfermedad.

Este potencial se confirmó además en otra publicación en la revist 'Molecular Psychiatry', en la que los investigadores demostraron la alta utilidad clínica de la p-tau181 en la sangre para predecir la futura demencia de la enfermedad de Alzheimer, incluso entre personas que no habían experimentado ningún deterioro de la memoria en el momento del análisis de sangre.

Por último, en una publicación en la revista 'JAMA Neurology', los científicos demostraron que los aumentos anuales de p-tau181 en la sangre estaban fuertemente vinculados a la pérdida de células nerviosas en la enfermedad de Alzheimer, así como al declive cognitivo, lo que sugiere no solo un potencial de predicción sino también de vigilancia e identificación de formas rápidamente progresivas de la enfermedad de una manera asequible pero eficaz.

"Nuestros hallazgos tienen implicaciones claras y novedosas para el uso de estas pruebas, tanto como herramientas de diagnóstico, pero también como medidas de resultado en los ensayos clínicos, ya que demostramos que los niveles de p-tau181 fosforilado y luz de Neurofilamento, NfL, en muestras de sangre estándar, son biomarcadores fiables para la enfermedad de Alzheimer, específicamente p-tau181, y para las enfermedades neurodegenerativas en general, NfL", explica uno de los líderes de los trabajos, Henrik Zetterberg.

Contador

Para leer más


Lo más leído