Neuropatías y menor juego articular en rodillas y pies, principales problemas motrices en Alzheimer

Neuropatías y menor juego articular en rodillas y pies, principales problemas motrices en Alzheimer
19 de septiembre de 2018 PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) ha apuntado que las personas con enfermedad de Alzheimer "suelen ir sufriendo poco a poco" un entumecimiento e insensibilidad de los miembros inferiores que les van dificultando la marcha, "hasta el punto de incapacitar en algunos casos".

Desde el ICOPCV, señalan que una de las principales afecciones que sufren estos pacientes son las neuropatías periféricas, que "afectan en mayor proporción a los pies y provocan una falta de sensibilidad por agarrotamiento muscular y tendinoso que da lugar a esa compresión nerviosa periférica".

"También es común que vayan abriendo la marcha (se observa que caminan con la punta de los pies hacia fuera) y que cada vez realicen menos el juego articular de la rodilla y del tobillo y, finalmente, el apoyo del pie acabe siendo en bloque. Además, a la complicación de estas patologías hay que sumar que en muchos casos, según lo avanzada que esté la enfermedad, les resulta imposible describir lo que les sucede o les duele, lo que puede dificultar el diagnóstico y el tratamiento", indican.

Por otro lado, el Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana ha destacado que si siempre es importante para la salud del pie escoger un calzado adecuado, en el caso de los enfermos de Alzheimer "todavía lo es más". "Deben utilizar un calzado que les garantice un buen agarre al suelo, para evitar resbalones, además ha de estar bien sujeto al pie para dar estabilidad en cada paso", señalan.

Por su parte, recomiendan que las personas con demencia, al tener mayor inestabilidad al caminar y menor equilibrio, requieren que los zapatos que utilicen les confieran "el mayor confort posible para reducir la posibilidad de caídas fortuitas".

Desde el Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana se ha señalado que es "muy importante" en las personas con algún tipo de demencia realizar revisiones de sus pies por parte de un podólogo periódicamente porque "resulta fundamental mantenerlos en un estado óptimo que les permita deambular correctamente". "Acciones como eliminar durezas o callos dolorosos, aplicar tratamientos adecuados que eliminen sobrecargas en los pies y escoger un calzado adecuado, puede ayudarles a mejorar su estabilidad en la marcha y, por ello, su buen caminar", concluyen.