Qué necesita una persona mayor a la hora de ser cuidada desde casa

Qué necesita una persona mayor a la hora de ser cuidada desde casa
11 de septiembre de 2018 GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / SANJAGRUJIC - ARCHIVO

MADRID, 11 Sep. (EDIZIONES) -

La esperanza de vida es cada vez mayor y el objetivo conforme pasan los años debe ser vivir bien lo máximo posible. En el tramo final de la vida son muchas las personas que son cuidadas desde casa, bien por un familiar, o bien por alguna persona que se ha contratado para ello.

En una entrevista con Infosalus, Camino Oslé, vicepresidenta de la Sociedad navarra de Geriatría y Gerontología, explica que fundamentalmente son los familiares los que proveen los cuidados a las personas mayores en casa, y bien estos están cuidados por sus hijos o familiares, o en cambio piden ayuda a domicilio o tienen alguna persona de acompañamiento para los más mayores.

"Las personas mayores para ser cuidadas en casa necesitan los mismos cuidados que cualquier persona que está por alguna razón necesitada de ser atendida, bien porque está enferma o bien porque atraviesa una época determinada", sostiene la experta.

Eso sí, advierte de que las personas mayores son vulnerables en cierta medida, ya que, "aunque edad no es sinónimo de enfermedad", ésta sí te puede ir llevando a tener más fragilidad y las personas mayores mayoritariamente están en casa. Con ello, Oslé subraya que las personas de avanzada edad requieren de dos tipos de cuidados, fundamentalmente, desde casa.

En primer lugar menciona aquellos relacionados con los aspectos generales de carácter físico. Necesitan unos hábitos de higiene, una alimentación y una hidratación adecuadas, así como un orden vital de ropa y de sueño; seguir unas rutinas.

Asimismo precisa que hay que tener en cuenta las características de cada persona y por ejemplo atender si tiene incontinencia urinaria, o algún hábito o necesidad especial. "Lo mejor es que te aconseje la enfermera del centro de salud, porque previsiblemente requiera de un tratamiento o de unos cuidados específicos dependientes del sistema de salud", precisa.

La vicepresidenta de la Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontología hace hincapié, además, en que es muy importante cumplir aquellos consejos que el geriatra o especialista hayan aportado sobre la persona, e intentar cumplirlos a raja tabla, como tomar los medicamentos al tiempo, así como la tensión, por ejemplo, o por ejemplo controlarle el azúcar si tiene tendencia a ello. Por otro lado, resalta que es importante que las personas se sientan a gusto en su casa.

LA ATENCIÓN AFECTIVA, LO MÁS IMPORTANTE

En segundo lugar considera que los cuidados más importantes son los relacionados con el tema afectivo. "Hay que preservar la dignidad de la persona por encima de todo. Las personas mayores siguen siendo personas a las que hay que tratar con respeto, con dignidad, preguntándoles qué es lo que quieren, y defendiéndoles ante los demás. Cuidar su esencia como personas. Después dice que estaría su respeto a sus creencias y a su manera de pensar y de ver el mundo.

A juicio de Oslé es muy importante a su vez que los más mayores se sientan acompañados, que sientan que son personas y que se está con ellas, que no están solas, frente a la soledad, "ese fantasma de la vejez que arrastra a muchos mayores por desgracia", lamenta la especialista.

"Las personas mayores necesitan a su lado a gente que les quiera. También es importante conservar su mundo social, que salgan de casa. Si están acostumbradas a ir a misa y a relacionarse con gente de su parroquia, que lo sigan haciendo, es vital, o el ir al club de jubilados. Por pereza muchas veces se deja de hacer esto , pero es importante conservarlo", afirma la experta en mayores.

Igualmente, subraya que es importante que los más mayores mantengan la movilidad lo máximo posible, que anden, den paseos acompañados si no se atreven solos, hagan ejercicios desde casa para mantener la musculatura y el esqueleto fuertes.

"Una vida saludable es lo que toda persona necesita hacer. La diferencia con otras edades es que a lo mejor lo puedes hacer por tu cuenta, o sueles tener el mundo alrededor que te invita y llama a participar en estas cosas. A veces el riesgo de la vejez es que te quedas más solo y no sientes la llamada, y tiene que ser tu familia los que hagan esa función de procurar que tú tengas como persona mayor una vida sana físicamente, de higiene y alimentación", sentencia la especialista.