6 de mayo de 2019

Medicamentos contra el agrandamiento de próstata puede retrasar el diagnóstico de cáncer

Medicamentos contra el agrandamiento de próstata puede retrasar el diagnóstico de cáncer
PIXABAY - ARCHIVO

   MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores norteamericanos han observado que tomar medicamentos contra la hiperplasia prostática benigna (BPH, por sus siglas en inglés) o el agrandamiento de la próstata puede retrasar el diagnóstico de cáncer de próstata.

   Según un estudio publicado en 'JAMA Internal Medicine', muestra que los hombres que tomaron medicamentos que inhiben la enzima 5a-reductasa, conocida como 5-ARI, fueron diagnosticados con cáncer de próstata 3,6 años después de los primeros signos de niveles elevados de una proteína llamada antígeno prostático específico (PSA) en comparación con 1,4 años en hombres que no utilizó ese medicamento.

   La investigación, realizada por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego (EEUU), "demuestra lo importante que es crear conciencia entre los equipos de atención médica y los pacientes de que los inhibidores de 5-ARI pueden causar la supresión del PSA", ha señalado Brent S. Rose, MD, profesor asistente en el Departamento de Medicina de Radiación y Ciencias Aplicadas de la UC Escuela de Medicina de San Diego.

   "Además, existe la necesidad de crear pautas claras para la detección temprana del cáncer de próstata para facilitar una atención óptima para los hombres que reciben 5-IRA recetados", añade el investigador, quien es además el autor principal del artículo.

   Estudios anteriores han demostrado que el tratamiento con 5-ARI puede resultar en una reducción de aproximadamente el 50 por ciento en los niveles de PSA, una proteína producida por la glándula prostática. Debido a que el cáncer de próstata puede causar un aumento en los niveles de PSA, la prueba de PSA se usa como una herramienta de detección para este tipo de cáncer.

   A los hombres se les prescribe 5-ARI para reducir los efectos de la BPH, una afección no cancerosa en la que la próstata agrandada aprieta o bloquea la uretra. Esta condición, que afecta a más del 50 por ciento de los hombres mayores de 50 años, puede provocar síntomas urinarios, como dificultad para comenzar o detener la micción y la sensación constante de necesidad de orinar.

GRAN ESTUDIO

   Los datos del estudio de cohorte basado en la población de 80.875 hombres con un diagnóstico conocido de PSA entre 2001 y 2015 mostraron que el 29 por ciento de los usuarios de 5 ARI se realizó una biopsia dentro de los dos años de la primera elevación del APE ajustado en comparación con el 59 por ciento de los no usuarios.

   El 25 por ciento de los usuarios de 5 ARI fueron diagnosticados con cánceres de alto grado (malignidades que crecen y se propagan rápidamente y tienen un peor pronóstico), mientras que el 17 por ciento de los no usuarios presentaron cánceres de alto grado. Además, el 7 por ciento de los usuarios tenía enfermedad metastásica en comparación con el 3 por ciento de los no usuarios.

   "El uso de la prueba de detección de PSA continúa siendo una herramienta eficaz para la detección del cáncer de próstata entre los hombres que usan 5-ARI, siempre y cuando los niveles de PSA se ajusten para la supresión del PSA que se produce al tomar estos medicamentos", ha señalado Reith R. Sarkar, investigadora clínica asociada en el Departamento de Medicina de Radiación y Ciencias Aplicadas y primer autor del artículo.

    "Nuestros datos sugieren que la supresión del PSA en esta población no se tuvo en cuenta de manera rutinaria durante la prueba de detección del cáncer de páncreas y que esto condujo a retrasos en el diagnóstico, lo que puede haber resultado en enfermedad avanzada y empeoramiento de los resultados clínicos", concluye.

Contador

Para leer más


Lo más leído