30 de octubre de 2019

Los mayores de 85 años generalmente obtienen buenos resultados después de las operaciones de cáncer de colon

Los mayores de 85 años generalmente obtienen buenos resultados después de las operaciones de cáncer de colon
Tumor de colon. Cáncer.IRB - ARCHIVO

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los resultados de un estudio de investigación preliminar revelan que la gran mayoría de los pacientes mayores de 85 años seguían vivos a corto plazo después de someterse a una colectomía para extirpar una porción del colon por un cáncer en estadio II y III. Los investigadores han presentado sus hallazgos en el Congreso Clínico 2019 del Colegio Americano de Cirujanos.

Utilizando el Registro de Cáncer del Estado de Nueva York y el Sistema de Investigación y Cooperación de Planificación Estatal, la autora principal del estudio, Roma Kaur, investigadora del departamento de Cirugía del Centro Médico de la Universidad de Rochester, y sus colegas analizaron datos sobre 3.779 pacientes de 85 años o más que se habían sometido a una colectomía entre 2004 y 2012.

Analizaron los resultados a corto plazo (30 y 90 días) entre los pacientes con cáncer de colon en estadio II o estadio III. "Estábamos interesados en este tema porque sabemos que los pacientes de 85 años o más tienen la mayor tasa de incidencia de cáncer de colon y este es el segmento de mayor crecimiento de la población geriátrica. Dada la carga del cáncer de colon en esta cohorte, esperábamos identificar y comprender mejor los factores asociados con la supervivencia en estos pacientes", explica el doctor Kaur.

Las tasas de supervivencia de todos los pacientes fueron evaluadas desde el momento de la operación. Después de 30 días, el 89 por ciento de los pacientes estaban vivos, y después de 90 días, el 83 por ciento de los pacientes todavía estaban vivos.

Los factores asociados con una peor supervivencia fueron una operación durante un ingreso no planificado, una operación abierta y complicaciones preoperatorias como perforación, sangrado y sepsis.

Hubo varios hallazgos notables en el estudio. Casi la mitad de los pacientes recibió un diagnóstico de cáncer de colon y una cirugía realizada durante un ingreso hospitalario no planificado, un factor que se asocia independientemente con una peor supervivencia.

Además, el estudio sugirió que ser tratado por un cirujano experimentado que realiza una gran cantidad de procedimientos de resección de cáncer de colon anualmente reduce el riesgo de morir en esta población.

Con respecto a la cantidad de procedimientos no electivos, el doctor Kaur apunta que "parece que una gran cantidad de pacientes ingresan al hospital con un problema que es lo suficientemente grave como para requerir admisión, a veces una complicación de su cáncer, y luego reciben un diagnóstico de cáncer y se someten a una operación durante la misma hospitalización".

"Descubrimos que el 80 por ciento tenía una operación abierta, a diferencia de una mínimamente invasiva, por lo que estos pacientes están siendo sometidos a operaciones abiertas porque, en parte, se lleva a cabo en un entorno agudo", añade.

Durante una operación abierta, un cirujano hace una incisión más grande mientras que para una operación mínimamente invasiva, se hacen algunas incisiones pequeñas y los cirujanos usan instrumentos laparoscópicos para realizar el procedimiento. En general, la cirugía mínimamente invasiva se ve favorecida debido a resultados como menos dolor, estancias hospitalarias más cortas y tiempos de recuperación más rápidos.

"Cuando los pacientes se someten a una cirugía en un entorno no selectivo, hace que sea casi imposible optimizar adecuadamente a estos pacientes antes de su operación. Si podemos encontrar a estos pacientes antes, podremos realizar una evaluación geriátrica integral, prehabilitación antes de la cirugía, y tal vez incluso una operación mínimamente invasiva", indica el doctor Kaur.

Si bien la colonoscopia se considera un procedimiento estándar de oro para prevenir la muerte por cáncer de colon, la detección en adultos mayores es controvertida. De acuerdo con el Equipo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos, los adultos de 76 a 85 años deben consultar con su médico antes de hacerse esta prueba de diagnóstico.

Los resultados del estudio corroboran la idea de que quizás las pautas de detección no deberían basarse únicamente en la edad cronológica, sino más bien individualizado e incorporar la esperanza de vida del paciente, el estado de salud y la capacidad de tolerar el procedimiento de detección en cuenta.

Según los investigadores, el papel de las alternativas de detección menos invasivas y la identificación de los pacientes "correctos" para la detección requerirán más estudio.

Para mejorar la atención entre los adultos mayores deben identificarse los factores que producen resultados favorables. Este estudio encontró que dos factores, el alta a otro entorno de atención médica y un mayor volumen de resección del cáncer de colon por parte del cirujano, se asociaron con una mejor supervivencia.

"Después de la operación, debemos considerar la amplia gama de recursos disponibles para los pacientes: necesidades de terapia física y ocupacional, necesidades de enfermería, y evaluar si se beneficiarían de ser dados de alta en otro centro de atención médica", apunta el doctor Kaur.

Alrededor del 42 por ciento de estos pacientes fueron dados de alta a un centro de enfermería especializada después de su operación. La medida redujo las probabilidades de morir en un 89 por ciento a los 30 días, y en un 58 por ciento a los 90 días.

Cuando la operación fue realizada por un cirujano altamente experimentado, también redujo el riesgo de muerte. Los investigadores informaron una reducción de casi el 59 por ciento en las probabilidades de mortalidad a corto plazo asociadas con los cirujanos que realizaron un mayor volumen de procedimientos de resección de colon por año. "La decisión de operar a un adulto mayor debe tener en cuenta muchos factores", reconoce el doctor.

Contador

Para leer más


Lo más leído