23 de mayo de 2020

Por qué es más importante que nunca que las personas mayores salgan a la calle, aunque con precaución

Por qué es más importante que nunca que las personas mayores salgan a la calle, aunque con precaución
Personas mayores paseando por la calle con mascarilla y manteniendo la distancia de seguridad. - TOVFLA/GETTY

MADRID, 23 May. (EDIZIONES) -

Según datos los últimos datos estadísticos del Padrón Continuo (INE), en España hay 9 millones personas mayores, es decir, de 65 años en adelante, de los que 5 millones son mujeres, y el resto hombres. Este colectivo representa un 19,3% sobre el total de la población (47 millones de españoles).

Según el Ministerio de Sanidad, las personas de más de 60 años son grupos vulnerables frente a la infección del nuevo coronavirus, por lo que deben extremar las precauciones durante esta pandemia, más si salen a la calle.

No obstante, tal y como remarca en una entrevista con Infosalus el secretario general de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), el doctor Alfredo Bohórquez, es hoy más importante que nunca que las personas de edad avanzada salgan a la calle.

Según asegura, el confinamiento ha repercutido en este colectivo no sólo a nivel físico, sino también psicológico y de pérdida de actividad. "Las personas mayores han tenido menos contacto social, o bien nulo, a la par que una menor estimulación, así como un mayor sentimiento de soledad, especialmente entre quienes viven solos, que son gran parte de esos 9 millones de personas mayores; aparte de que el confinamiento ha limitado los controles de salud de estas personas, que suelen presentar enfermedad en muchos casos", señala.

Por eso, el geriatra insiste en que es muy importante que las personas de edad avanzada salgan a la calle estos días porque, de alguna manera, representa la forma de retomar la actividad previa que tenían. A nivel psicológico, según indica Bohórquez, les facilita una sensación de mayor relación con el entorno, de no estar tan aislados en su domicilio.

El tener actividad física más amplia, como dar un paseo, les ayuda además a nivel físico en todos los sentidos, en su circulación, y a que no pierdan masa muscular. Según destaca el geriatra, para las personas de edad avanzada es muy importante el ejercicio de cara a no mermar sus capacidades a nivel general. Bohórquez precisa que en los mayores de 80 hay una pérdida progresiva en la masa muscular, y cuando hacen menos actividad física hay más pérdida de ésta.

"Todo el sistema muscular es un almacén de proteínas del organismo, y estas proteínas son las que componen todos los tejidos. Las personas entran en una situación de fragilidad y de pérdida de masa muscular llamada 'sarcopenia' que a su vez hace que aumente la prevalencia de enfermedades de todo tipo", agrega el especialista.

HACERLO POCO A POCO

Ahora bien, a la hora de que las personas de más de 65 años retomen la actividad estos días, el experto pide adecuarla a la condición física de cada uno y a su estado de salud, y hacerlo progresivo. "Es conveniente ir poco a poco, dentro de las posibilidades de cada uno, y no sólo conviene el moverse un poco, sino también el hacer actividad física más activa, así como el aumentar la frecuencia cardíaca, ya que todo esto tiene una función muy positiva para la salud", agrega el doctor Bohórquez.

Aquí recuerda que para las personas mayores hay un componente emocional, físico y funcional, el saber que conservan todas sus capacidades, que pueden mantener actividad física y mental de forma importante, "algo que para el estado de salud influye de manera determinante".

Eso sí, el secretario general de la SEGG también advierte de que los mayores con enfermedades cardiopulmonares crónicas, o bien que sean pacientes oncológicos con tratamientos inmunosupresores, deben extremar las precauciones y mantener en estos días el mayor nivel de aislamiento posible.

CONSEJOS A LA HORA DE SALIR A LA CALLE

Por tanto, el miembro de la SEGG remarca que es importante que este colectivo vaya poco a poco retomando su vida, siendo muy importante la actividad física, así como mantener la relación social con otros, aunque sea por videollamada, o bien por teléfono.

En este marco, Bohórquez aconseja que eviten cualquier sentimiento negativo, que puede generárselo el ver constantemente noticias sobre coronavirus, "con una vez al día es suficiente". A su vez, ve imprescindible que mantengan una serie de pautas de distanciamiento social (2 metros), que siempre que salgan a la calle lo hagan con mascarilla, y que no se toquen la cara al dar paseos, ni toquen nada. "Nada más llegar a casa dejar los zapatos en la entrada, e inmediatamente lavarse las manos", recuerda el experto.

A su vez, sostiene que aquellos mayores con enfermedades pulmonares o cardiacas tienen más riesgo si se infectan de coronavirus, si bien insiste en que es necesario que éstas intenten llevar su vida lo más normal posible. "Deben tener precaución pero no vivir con miedo de ello. En el momento que haya vacuna cambiará la situación por completo", destaca Bohórquez.

Finalmente, el secretario general de la SEGG subraya que los tratamientos contra el COVID-19 "son cada semana cada vez más efectivos, la enfermedad se va conociendo cada vez mejor, y las personas de edad avanzada superan la enfermedad en muchísimos casos".