26 de febrero de 2014

Investigan un nuevo tratamiento para las trombosis venosas con menor estancia hospitalaria

SALAMANCA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La revista científica sobre Cirugía Vascular 'Journal of Vascular Surgery' ha publicado una investigación liderada por el catedrático del Departamento de Cirugía de la Universidad de Salamanca (USAL) y jefe de sección de Cirugía Vascular del Hospital Universitario de Salamanca, Francisco Lozano, sobre el tratamiento ambulatorio en las trombosis venosas que permiten menor estancia y coste hospitalario.

Concretamente, el equipo de científicos de la USAL investiga incrementar las posibilidades del tratamiento ambulatorio en las trombosis venosas profundas de las extremidades inferiores sin embolia pulmonar asociada.

Este planteamiento permitiría "reducir las estancias hospitalarias y disminuiría los costes económicos, sin modificar la efectividad del tratamiento y, sobre todo, garantiza la seguridad para el paciente", ha informado Francisco Lozano a través del Área de Comunicación de la Universidad de Salamanca.

Para ello, los investigadores han llevado a cabo el trabajo sobre una muestra de casi 14.000 pacientes procedentes de diversos hospitales europeos de Grecia, Portugal y España, unos lugares donde se ha manifestado "severamente" la crisis económica, ha apuntado la USAL.

Asimismo, el consorcio de investigación está a punto de concluir un modelo matemático que será publicado próximamente y que permitirá discriminar de forma "sencilla y segura" a los posibles candidatos al tratamiento ambulatorio para esta patología, según la Universidad de Salamanca.

Los beneficios resultantes en el caso de aplicarse esta nueva metodología superarían al mismo tiempo los aspectos económicos, debido a que "también mejora en el paciente la percepción de la asistencia médica recibida y, sobre todo, su calidad de vida", ha concluído el responsable de la investigación.

Francisco Lozano ha realizado el estudio en colaboración con los especialistas en enfermedad tromboembólica Manuel Monreal y Javier Trujillo-Santos. Para su desarrollo ha contado, además, con los datos almacenados en Registro Informatizado de la Enfermedad TromboEmbólica, que posee una base de datos con más de 40.000 pacientes procedentes de diferentes países del mundo.