24 de julio de 2020

Los geriatras recuerdan que ejercer de abuelo "nunca debería ser un rol impuesto"

Los geriatras recuerdan que ejercer de abuelo "nunca debería ser un rol impuesto"
Abuelos y nietos - PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) ha recordado, con motivo del Día de los Abuelos y Abuelas, que ejercer de abuelo "nunca debería ser un rol impuesto", ya que "no todas las personas" que tienen nietos desean debe ejercer como tal.

La mitad de los abuelos españoles cuida a sus nietos casi todos los días y el 45 por ciento lo hace casi todas las semanas, según un informe del Imserso que menciona también que las abuelas los atienden durante 6,2 horas al día y los abuelos les dedican 5,3 horas al día.

En este sentido, la organización ha informado de que hay una media de 5,75 horas diarias que, multiplicadas por 5 días por semana, dan una jornada laboral de casi 30 horas. Esto significa que muchos abuelos cumplen una jornada laboral al frente del cuidado de sus nietos.

No obstante, apostilla, además de poder cuantificarse la aportación del cuidado de los abuelos, desempeñar este rol tiene un gran valor social, tanto para los nietos (desde que son pequeños hasta que llegan a adultos); como para los progenitores que encuentran una ayuda imprescindible en su día a día familiar y profesional y también para ellos mismos.

"La abuelidad es así un fenómeno positivo para la sociedad en su conjunto. Sin embargo, hay que tener en cuenta que experimenta cambios igual que la sociedad. Es muy diferente el rol de abuelo actual al de hace años o décadas pues hay mayor diversidad de tipos de familias y además muchos modos de sentirse y ejercer de abuelos. Cada individuo en su núcleo familiar es diferente y va a configurar un modo de ser abuelo: según sea su historia, vínculos, compromiso mutuo, valores, pero también afectan otros factores más logísticos", ha explicado la vicepresidenta de Gerontología de la SEGG, Lourdes Bermejo.

Y es que, prosigue, habrá quien ejerza esta abuelidad de forma más comprometida y cotidiana, otros de modo más puntual, unos con un desempeño más proactivo y educativo, a otros que no lo son tanto. Por tanto, la sociedad plural actual requiere que cada persona en su contexto afectivo/familiar, encuentre el modo y la intensidad más adecuada.

"El fenómeno de la longevidad también esta permitiendo conocer casos donde la abuelidad se ejerce también con los biznietos, algo quizás mas similar a los estilos de abuelidad de hace décadas. En cualquier caso, la abuelidad nunca debería ser un rol impuesto, no todas las personas que tienen nietos desean debe ejercer como tal. Debe ser un rol libremente asumido, pues no es comparable a la maternidad/paternidad en cuanto a deberes o responsabilidades. Sería conveniente que la administración velara por los derechos de los abuelos que se encuentran en riesgo; como es el caso de las medidas legales para favorecer las visitas a abuelos tras separaciones matrimoniales, por ejemplo", han destacado desde la SEGG.

Finalmente, la organización ha aludido a un estudio publicado en 'Science Direct', en el que se muestra que los abuelos que cuidan de sus nietos tienen un 37 por ciento menos de riesgo de muerte que otras personas de su misma edad que no se ocupan de esas responsabilidades con los pequeños.

Otros aspectos positivos están relacionados con poder sentirse personas valiosas y útiles al involucrarse en la educación y socialización de los nietos y al ayudar y apoya a sus hijos. Al poder al transmitir sus valores a otras generaciones y aportar su visión y criterios en la crianza para el desarrollo de una paternidad/maternidad positiva.

"Vivir la abuelidad puede ser un estímulo para interesarse y estar al día, para comprender, adaptarse a los cambios sociales y tener más motivación y propósito estar física y mental y socialmente más activo", han zanjado.

Contador

Lo más leído