22 de marzo de 2017

La experiencia y el buen trato de especialistas y cuidadores se convierten en factores relevantes para elegir residencia

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Contar con un equipo de especialistas y cuidadores con amplia experiencia y el buen trato con la gente mayor son el primer factor más relevante, tanto para particulares como para profesionales, para elegir residencia, como se ha desprendido del I Barómetro HGS sobre las residencias para personas mayores, realizado por la consultora especializada en el diseño de soluciones de bienestar y confort para un entorno profesional saludable que pertenece al Grupo Papelmatic, HGS.

Así, se realizó una encuesta entre el 1 y el 22 de diciembre de 2016 dividida en tres bloques: en los dos primeros, familiares y gestores valoraron y seleccionaron entre 15 factores, en una aplicación informática, aquellos que determinaban la selección de una residencia; el tercer bloque, cualitativo, consistía en la respuesta a cuatro preguntas realizadas solo a los cuatro gestores.

En esta línea, en el primer bloque -y en una escala del 1 al 5-, junto con la experiencia y el buen trato, ambos grupos coincidían en que es relevante también la higiene, salubridad y adaptabilidad y seguridad en las camas y barandillas, así como la utilización de elementos arquitectónicos como pavimentos antideslizantes. Igualmente, los familiares defendieron contar con espacios separados según el nivel de dependencia (4,09 puntos), mientras que los gestores puntúan este elemento con un 3,70 puntos; o el precio, algo relevante para los familiares (4,56 puntos) y no tanto para los gestores (4,24 puntos).

Después, se solicitó a gestores y familiares que eligiesen y priorizasen cuáles de todos los factores consideraban los tres más críticos la hora de escoger una residencia. Tanto familiares y gestores coincidieron en que los dos primeros más importantes son contar con un equipo de especialistas y cuidadores con amplia experiencia y buen trato con la gente mayor y la higiene y salubridad. Sin embargo, en cuanto al tercero, los gestores escogieron la seguridad en las camas y barandillas, así como la utilización de elementos arquitectónicos como pavimentos antideslizantes; y las familias, que el precio de la residencia fuese asequible.

Por último, en el tercer bloque se realizó un formulario con cuatro preguntas dirigidas a los 50 gestores de residencias, con el objetivo, no solo de saber el estado y situación en el que se encuentran tanto en el sector como los centros encuestados, sino también en identificar las próximas tendencias en lo que a residencias se refiere.

La primera pregunta estuvo relacionada con los elementos clave para que cualquier residencia de ancianos se convierta en referente y la respuesta mayoritaria (60 por ciento) fue que las residencias deberían basar su calidad en el trato al paciente, haciendo que se sienta como en casa, personalizando y humanizando el servicio, haciendo que las necesidades concretas de cada persona sean atendidas. La segunda tuvo relación con la comunicación de los aspectos diferenciales a los clientes, destacando (56 por ciento) que la comunicación presencial es la mejor manera de comunicar las bondades de la residencia.

Los cambios necesarios para que la residencia se convierta en un referente fue el tema de la tercera pregunta, a la que los encuestados señalaron que se debería mejorar e invertir en las infraestructuras e instalaciones de la residencia (34 por ciento). Por último, la adopción de políticas en Atención Centrada en la Persona (ACP) fue el factor más relevante a destacar en cuanto a las nuevas tendencias y mejoras terapéuticas que ayudan a la gente mayor (50 por ciento).